Profesionales Por S. A. D. Viernes, 07 Junio 2019 10:26
día mundial

Los casos de alergias alimentarias se duplican en la última década

Un nueva fundación internacional para dar seguridad a estos afectados pide mayor información y control en las áreas de produccción, manipulación y distribución de los alimentos

Vote este artículo
(0 votos)
Presentación de la nueva Fundación FSA Seguridad Alimentaria y Prevención de las Alergias. Presentación de la nueva Fundación FSA Seguridad Alimentaria y Prevención de las Alergias.

En el Día Mundial de la Seguridad Alimentaria, declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, Bilbao ha acogido la presentación internacional de la Fundación FSA - Seguridad Alimentaria y Prevención de las Alergias. Durante la presentación se ha contado con la presencia de destacados expertos internacionales en el campo de las alergias alimentarias que han puesto de relieve esta problemática.

La Dra. Victoria Cardona, presidenta de Fundación FSA Seguridad Alimentaria y Prevención de las Alergias y jefa de la Sección de Alergología del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona ha destacado que “la alergia alimentaria resulta un reto para los profesionales, ya que es un problema que está aumentando, dando lugar a que en la última década se hayan duplicado el número de casos existentes en el mundo”.

En este contexto, la Dra. Victoria Cardona ha destacado que en “más de dos millones de personas sufren alguna alergia alimentaria en España. Se estima que en Europa hay aproximadamente unos 17 millones de personas afectadas a alergias a alimentos. En todo el mundo hay unos 500 millones de personas con alergias a los alimentos, y afecta sobre todo a niños y adultos jóvenes”.

La Dra. Victoria Cardona ha señalado que las alergias alimentarias afectan a la calidad de vida del paciente y pueden tener consecuencias muy graves para la persona que las sufre. “Las alergias alimentarias son reacciones adversas a la ingesta de alimentos o ingredientes que pueden causar reacciones y consecuencias graves e incluso mortales para las personas que la sufren si no se actúa a tiempo”.

De esta forma, ha evidenciado que “la seguridad alimentaria es una responsabilidad compartida entre el sector agroalimentario, los consumidores y las administraciones que influye y repercute en la salud de la población, los consumidores y la economía del entorno. Es muy importante garantizar todas las etapas de la cadena alimentaria desde la producción primaria hasta el consumo”.

Alergias según la edad

Respecto al origen de las alergias, la presidenta de la Fundación Seguridad Alimentaria y Prevención de las Alergias (FSA) ha subrayado que en niños las causas “más frecuentes” son la alergia al huevo, a la leche, al pescado, los frutos secos, mientras que en los adultos “cobran más relevancia” los frutos secos, el cacahuete, el pescado y los mariscos”.

Asímismo, ha señalado que “existen muchas variaciones geográficas y según la zona se puede encontrar características peculiares”. “Por ejemplo, en países anglosajones el cacahuete es el principal alérgeno alimentario, en Latinoamérica es muy relevante el marisco, y en el área mediterránea, la alergia a una proteína de la piel del melocotón es responsable de reacciones con frutas, legumbres y otros vegetales”.

Por otro lado, la experta ha advertido de que “existe mucha confusión en cuanto a terminología y se confunden las intolerancias con las alergias. Las intolerancias son alteraciones del sistema digestivo que pueden dar muchas molestias pero que no amenazan la vida. A veces los pacientes se sienten un poco perdidos por el diagnóstico, ya que se les pone la etiqueta de alergias sin saber que ha ocurrido”.

Anafilaxia

En esta línea, ha subrayado que las alergias alimentarias son un problema de salud para las personas que las sufren. “Los síntomas de una alergia alimentaria normalmente se manifiestan trascurridos unos minutos o, como máximo unas horas después de ingerir el alimento que causa la reacción alérgica. Los síntomas más comunes son hormigueo o picor en la boca, urticaria en la piel, inflamación en los labios, la cara, la lengua o, incluso, en otras partes del cuerpo. Pero se pueden dar casos en los que la alergias sean muy severas y pongan en riesgo la vida de las personas como cuando se produce anafilaxia, que es la reacción alérgica generalizada más grave, que provoca la inflamación en la garganta, un descenso brusco de la presión arterial, mareos, pérdida del conocimiento, vómitos o dificultad respiratoria”, añade.

“Por todo ello, dada la magnitud del problema, es muy importante que las personas conozcan si son alérgicas a determinados alimentos. Ante cualquier síntoma extraño o sospecha real, conviene acudir a los especialistas para realizar las pruebas pertinentes y determinar el grado de alergia. Por otro lado, es muy importante que los profesionales implicados, tanto en la producción y preparación de los alimentos, como en el ámbito sanitario, tengan la formación requerida en este campo”.

En este contexto, la especialista ha destacado que la “Fundación se constituye como una plataforma para aportar en la divulgación general sobre alergia a alimentos, y colaborar con las sociedades científicas para dar respuesta a los pacientes y a sus familias en sus necesidades”.

“Los alérgicos a alimentos son personas sanas que, sin embargo, viven con una amenaza de difícil control, y que por lo tanto, les crea incertidumbre y ansiedad, afectando de forma importante a su calidad de vida. Todas las iniciativas para ayudarles, como lo es esta Fundación, tendrán un impacto muy positivo en su futuro”, ha subrayado.

Alergias en niños

Por su parte, el Dr. Alessandro Fiocchi, director de Alergias en el Hospital Pediátrico Bambino Gesù (Ciudad del Vaticano) ha señalado que “la prevalencia de alergia alimentaria en los tres primeros años de vida es en torno al 3%, y los expertos tenemos sospechas de que la alergias en niños a frutos secos es más prevalente en España que en otros países”.

En este contexto , ha aclarado que “son conceptos falsos que el parmesano es seguro para los alérgicos a la leche, que la leche de cabra es un buen sustituto para los alérgicos a la leche de vaca y que la alergia frente a una legumbre no se traduce en alergias a otras legumbres”

Por otro lado, el experto ha evidenciado que “no tiene cura y que evitar consumir productos que produzcan alergias es la clave. Por ello, hay que tener mucho cuidado en la compra de alimentos, al comer fuera de casa, en las relaciones sociales, en los viajes, en la escuela y en las vacaciones”.

Respecto a “necesidades aún no satisfechas en alérgicos en general, ha explicado que la legislación no considera las trazas accidentales; no hay un umbral clínico aceptado y compartido que permita una definición rápida de los límites legales de cada alérgeno; no hay métodos analíticos oficiales ni límites de determinación que permitan verificar el cero analítico; y en algunos casos, el uso de una sustancia alergénica puede no ser declarada (componentes de procesamiento)”.

Formación

Por último, la Dra. Sandra González, responsable de Relaciones Internacionales de Fundación FSA y jefa del Centro Regional de Alergia e Inmunología clínica, prevención y tratamiento del Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González de Monterrey (México) ha destacado que las alergias alimentarias son “una respuesta adversa ocasionada por mecanismos inmunológicos que ocurren posterior al contacto con algún alimento específico”.

Así mismo, ha destacado que a nivel mundial la prevalencia de alergia a alimentos es de 2-4% en adultos y 6-8% en niños y ha enumerado los diferentes programas de educación que tiene en marcha la WAO, la Organización Mundial de la Alergia-World Allergy Organization (WAO) en torno a las alergias, como el “Forum Mundial de Alergia, Centro de Excelencia WAO, Semana Mundial de la WAO, programas de escuelas o la colaboración con sociedades científicas”.

Objetivos de la Fundación

La Fundación FSA desarrollará varias líneas de actuación: la formación especializada a los profesionales que trabajan en el área de producción, manipulación y distribución de los alimentos, y la correcta divulgación de la información.

En este contexto, el Dr. Ignacio J. Ansotegui, presidente del Comité Científico de la Fundación FSA y presidente de la Organización Mundial de la Alergia-World Allergy Organization (WAO), ha destacado que “la Fundación FSA - Seguridad Alimentaria y Prevención de alergias - y la Organización Mundial de la Alergia han alcanzado un convenio estratégico de colaboración, a través del cual, la WAO avala todo el proceso formativo y de divulgación”.

La Fundación FSA impartirá a los profesionales implicados una formación especializada en gestión y control de alérgenos en la manipulación de alimentos, prevención de contaminación alimentaria, sistemas de autocontrol, trazabilidad, legislación, e incluso en identificación de productos, elaboración de menús, carta, llegando a alcanzar los protocolos de actuación en caso de reacción alérgica. “Con el aval de la WAO, hemos desarrollado cursos para facilitar el control de alérgenos y mejorar la fiabilidad de la información que llega al cliente sobre los alimentos.”, se ha congratulado el Dr. Ansotegui.

“Existen miles de establecimientos hosteleros y de catering en la sociedad que alimentan a millones de personas, muchas de las cuales, sufren de trastornos alérgicos relacionados con la alimentación y que desean conocer en que establecimientos van a encontrar información fiable adaptada a sus necesidades y que cuente con personal cualificado en esta materia”, ha concluido la presidenta de la Fundación FSA, la Dra. Victoria Cardona.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.