Profesionales Por S. A. D. / AEDV Domingo, 16 Septiembre 2018 08:36
CONGRESO EUROPEO

Los dermatólogos piden una regulación más estricta para los tatuajes

Afirman que los daños potenciales asociados las tintas incluyen contaminación bacteriana, alergias y riesgos generados por efectos tóxicos

Vote este artículo
(0 votos)
Los dermatólogos piden una regulación más estricta para los tatuajes Pixabay

La Academia Europea de Dermatología y Venerología (EADV, por sus siglas en inglés) ha recalcado la necesidad de una mayor regulación de las tintas y productos utilizados en los tatuajes para minimizar los riesgos para la salud. Lo ha hecho en el seno de su 27º Congreso, que se celebra estos días en París, donde se presentan varios trabajos sobre diferentes aspectos de los tatuajes y los problemas que pueden ocasionar en la piel.

Además, este viernes se celebró un encuentro especial entre dermatólogos y tatuadores bajo la coordinación de la doctora Paola Pasquali, presidenta de la Sociedad Internacional de Teledermatología y miembro de la AEDV, en el que se debatió sobre los problemas más frecuentes vinculados a esta práctica.

Los tatuajes han ganado una gran popularidad en los países occidentales. En Australia, Finlandia, Francia y Alemania, aproximadamente el 10% de la población tiene al menos uno. La locura de los tatuajes es especialmente intensa entre las generaciones más jóvenes, ya que en torno a un tercio de ellos tiene uno.

La preocupación sobre sus posibles efectos en la salud a corto y largo plazo está aumentando a medida que lo hace el número de personas que se tatúan y las consultas a dermatólogos por problemas derivados del tatuaje o por el deseo de eliminar de la piel alguna de estas inscripciones realizadas en un momento de la vida previo. 

Actualmente, los requerimientos y restricciones en Europa, que están relacionados con la composición de las tintas, no aseguran la suficiente garantía sobre su seguridad, según se afirma desde la EADV. Los daños potenciales procedentes de las tintas de los tatuajes incluyen contaminación bacteriana, alergias y los riesgos generados por efectos tóxicos.

Registro de problemas

"Si bien las infecciones sistémicas, como las hepatitis o el VIH, son mínimas, el resto de los problemas están infradiagnosticados, ya que no hay registro de estas incidencias. Los datos que existen sobre el número de efectos adversos varían en función de la población analizada. Por ejemplo, un estudio danés realizado en personas tatuadas que estaban en una zona de playa muestra que dos de cada tres informan de algún efecto secundario relacionado tras exponerse al sol. Faltan estudios epidemiológicos fiables y los datos hay que tomarlos con cautela", según ha explicado a la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) la Dra. Christa De Cuyper, miembro de la Academia Europea y experta en este campo.

Aunque las regulaciones sobre salud y seguridad han sido establecidas por el Consejo de Europa y se dirigen a la prevención de infecciones (por ejemplo, evitar compartir agujas para prevenir hepatitis B y VIH), los tatuajes no están exentos de riesgo. La falta de control sobre la calidad y esterilidad de las tintas es todavía un motivo de preocupación.

Así, un estudio danés sobre contaminación bacteriana en 58 nuevas tintas mostró que el 10% de ellas estaban contaminadas por bacterias de las especies Staphylococcus, Streptococcus, Pseudomonas y Enterococcus y E. Coli. Estas tintas contaminadas pueden generar una infección, especialmente en personas de riesgo, como aquellas con enfermedad cardiaca, diabetes y pacientes con un sistema inmunológico debilitado.

Las alergias y la toxicidad son otros aspectos de preocupación. Las tintas contienen pigmentos, aditivos e incluso nanopartículas de trazas de metales pesados, al igual que impurezas peligrosas derivadas del proceso de producción. Los colorantes de los tatuajes pueden liberar aminos aromáticos carcinogénicos e hidrocarbonos aromáticos policíclicos. En muchos casos, los ingredientes y componentes químicos no están claramente etiquetados.

Algunos pigmentos utilizados en tintas de tatuajes no aparecen en el listado del Comité Científico de los Productos de Consumo, un organismo regulador de la Comisión Europea, y son sustancias que no están permitidas en los cosméticos. A eso se suma que productos ilegales y falsificados de pobre calidad pueden comprarse en internet con facilidad.

Regulación de las tintas

A requerimiento de la Comisión Europea, la Agencia Europea de Químicos (ECHA) ha preparado dos vías para mejorar la composición de las tintas de tatuajes, que han sido remitidas a los Estados miembros para su consulta y comentarios, y que se espera que estén listas a finales de 2018.

"Estamos contentos con la aparición de nuevas iniciativas, de las que no puedo dar detalles porque se están evaluando todavía, pero estas propuestas de la ECHA son todavía insuficientes para garantizar la seguridad de las tintas y eliminar cualquier riesgo sobre su toxicidad o carcinogenicidad. Para eliminar las sustancias carcinogénicas y limitar los efectos tóxicos a largo plazo, son necesarias medidas estrictas y límites de seguridad bien definidos, junto con métodos analíticos para controlar su uso; las propuestas de la ECHA no ofrecen soluciones adecuadas que cumplan estos requisitos", afirma la Dra. De Cuyper.

Según esta especialista, debería elaborarse un listado de productos seguros. Las tintas deberían probarse para valorar su potencial toxicidad, fototoxicidad, migración de sustancias, carcinogenicidad y posible conversión metabólica.

"Las tintas de los tatuajes deberían al menos cumplir los mismos estándares de seguridad que los productos cosméticos. Lo más deseable sería que fueran tan seguras como los medicamentos, ya que se inyectan bajo la piel. Hay una evidencia científica de que los ingredientes de las tintas de los tatuajes son transportados dentro del cuerpo y pueden encontrarse en los ganglios linfáticos, por ejemplo. En pruebas de laboratorio, también se han detectado en el hígado de ratones", explcia esta dermatóloga.

El papel de los tatuadores

Según consideran los especialistas, los tatuadores y sus clientes necesitan productos fiables y seguros, y es responsabilidad de las autoridades proteger la salud pública. "Tenemos que pensar que es una responsabilidad de todos: de los tatuadores, de los clientes y de los reguladores", insiste la Dra. De Cuyper.

Lo que sí se ha logrado son progresos en materia de higiene. El Comité Europeo de Normalización (CEN) finalizó este año los estándares higiénicos, que serán publicados a finales de 2018. En ellos se ofrecen procedimientos de buenas prácticas, instrumentos, organización e infraestructura de cómo deben ser los centros de tatuajes y los requisitos para una formación adecuada a los tatuadores. 

"Es crucial entrenar a los tatuadores para que puedan reconocer potenciales lesiones en la piel. Son personas que tienen de cerca la piel de otra persona, y que podrían detectar o alertar de alguna anomalía y aconsejar la visita al dermatólogo", ha apuntado la Dra. Paola Pasquali, presidenta de la Sociedad Internacional de Teledermatología y miembro de la AEDV.

Por su parte, la Dra. De Cuyper cree que los profesionales del tatuaje "podrían seleccionar a los clientes y repasar un listado de puntos clave, como saber si toman medicamentos, si tienen alguna enfermedad o alergia, etc. para que puedan advertirles de los riesgos". Para eso es necesario formarles "en aspectos médicos, signos de infecciones o alergias, cosas a evitar..." Se trata, añade la Dra. Pasquali, " de no demonizar al tatuador y tenerlo como aliado informado; esa sería una buena estrategia".



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.