Profesionales Por S. A. D. Domingo, 12 Mayo 2019 09:13
RECOMENDACIONES

Los podólogos advierten de que el estrés también afecta a la salud de los pies

Es una de las causas más comunes de la dishidrosis plantar, una inflamación de la piel que causa pequeñas ampollas y produce intenso picor

Vote este artículo
(0 votos)
Los podólogos advierten de que el estrés también afecta a la salud de los pies Pixabay

Una de las patologías de los pies más comunes en primavera es la dishidrosis plantar, y una de las causas que la provocan es sufrir estrés emocional. Así lo aseguran los representantes del Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV), que explican que la dishidrosis se caracteriza por la aparición en la planta de los pies de pequeñas ampollas llenas de líquido que producen un fuerte picor y comezón.

"Es una enfermedad poco conocida por la población y que requiere ser tratada por un especialista. Aunque su aspecto no es similar, el picor a veces puede confundir al paciente y hacerle creer que son hongos, y automedicarse puede complicar la sintomatología. Por eso recomendamos que, si aparece un síntoma de alerta o cualquier tipo de molestias, se acuda al podólogo para que pueda aplicar el tratamiento más adecuado para acabar con la patología", ha explicado Maite García, presidenta de la institución colegial.

En la mayoría de los casos, la dishidrosis se trata con pomadas específicas aplicadas sobre la zona afectada. Como señalan estos profesionales, el también llamado eccema dishidrótico es a menudo una enfermedad crónica, y no es contagiosa. Además, se caracteriza por tener un carácter estacional y aparecer con más frecuencia en las épocas de calor, como son la primavera y el verano, porque también es una alteración derivada del sudor.

Junto al estrés emocional, otras de las causas que propician su aparición con mayor frecuencia son la dermatitis atópica y otras enfermedades alérgicas, como el asma o la rinitis. También puede influir la sensibilidad a algunas sustancias con las que se puede entrar en contacto, entre ellas el níquel, el cobalto o el cromo (presentes en artículos de joyería, pinturas, cueros, perfumes, objetos metalizados...) y algunos componentes de determinados medicamentos. Del mismo modo, la dishidrosis puede surgir en el embarazo, debido a las variaciones hormonales.

Desde el ICOPCV se explica que las ampollas de la dishidrosis permanecen alrededor de tres semanas; posteriormente se secan y la piel puede verse escamosa. Sin embargo, es habitual que las ampollas vuelvan a aparecer, incluso antes de que la piel se recupere completamente de las lesiones anteriores. Según recalcan los profesionales de la institución colegial, es fundamental no pinchar o drenar las ampollas, porque se infectan con facilidad.

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.