Profesionales Por S. A. D. Sábado, 19 Enero 2019 08:53
RECOMENDACIONES

Ocho de cada diez embarazadas consumen algún medicamento durante los nueve meses de gestación

Los farmacéuticos de Atención Primaria proponen revisar los fármacos que la mujer tomaba antes de la concepción para evitar problemas de seguridad que afecten a la salud de la madre y el feto

Vote este artículo
(0 votos)
Ocho de cada diez embarazadas consumen algún medicamento durante los nueve meses de gestación ARCHIVO

Según una encuesta realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de un 86% de las embarazadas consumen algún medicamento durante los nueves meses de gestación, siendo el promedio de fármacos utilizados en este periodo de 2,9. Con todo, la OMS ha advertido sobre el alto porcentaje de automedicación entre las gestantes sin ningún tipo de control médico, que es el que puede acarrear más riesgos.

La frecuencia con la que se usan fármacos durante el embarazo, unida a la limitada información existente aún sobre la seguridad de los mismos durante esta etapa vital, ha llevado a la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (SEFAP) a alertar de la necesidad de que, una vez conocido el embarazo, se lleve a cabo una revisión de los medicamentos que la mujer consumía con anterioridad a la concepción (tanto en lo referente a su medicación crónica como a la empleada en la periconcepción) para evitar posibles problemas de seguridad que puedan afectar a la salud de la madre y del feto.

"En caso de tener que utilizar medicamentos durante la gestación, siempre es necesario valorar la información y la evidencia existente sobre el fármaco prescrito, individualizando en cada caso el beneficio/riesgo y considerando, además, que la omisión del tratamiento puede ser también desfavorable para la embarazada", sostiene Ana Díez Alcantara, miembro de SEFAP y farmacéutica de atención primaria de la Dirección Asistencial Noroeste de Madrid.

Malformaciones por el uso indebido de fármacos

Según se recuerda desde esta sociedad científica, la incidencia de malformaciones congénitas mayores en los recién nacidos se estima en torno al 3%. De ellas, alrededor de un 5% de los casos estarían relacionados con el uso indebido de fármacos, sobre todo en etapas cruciales del embarazo, como la primera semana de gestación o el periodo de formación de los órganos vitales, que engloba, de forma aproximada, los dos primeros meses de embarazo.

Recomendaciones sobre fármacos y embarazo

Además de la necesidad de llevar a cabo una reevaluación de los fármacos utilizados por parte de la mujer de forma previa al embarazo, desde SEFAP se apuntan otras recomendaciones importantes a tener en cuenta por los prescriptores médicos, como el hecho de considerar a toda mujer fértil "como potencialmente embarazada" a la hora de recetar un medicamento o evitar, siempre que sea posible, la prescripción de fármacos "durante el primer trimestre de gestación", ya que es el más delicado y en el que existen mayores posibilidades de malformación fetal.

"Se tendrían que prescribir solamente los medicamentos estrictamente necesarios, apostando en primer término por aquellos que tengan una experiencia contrastada de seguridad. De ser ineludible su uso, recomendamos utilizar la menor dosis eficaz durante el menor tiempo de exposición al fármaco posible y evitar siempre, en la medida de las posibilidades, la polimedicación", aconseja Díez Alcántara.

La farmacéutica de atención primaria resalta también la importancia de informar a las gestantes sobre "los riesgos que puede conllevar la automedicación" para su embarazo, así como del "trabajo de vigilancia" para estar al tanto de la posible aparición de complicaciones al pautar un medicamento.

Por último, recuerda a las embarazadas y sus parejas de la existencia del Servicio de Información Telefónica para la Embarazada (SITE), del Instituto de Salud Carlos III, que, a través del teléfono 91 822 24 36, atiende cada año alrededor de 5.000 consultas al año sobre mujeres gestantes expuestas a potenciales factores de riesgo para el desarrollo embrionario/fetal.

Gestantes con enfermedades crónicas

Según las estimaciones actuales, alrededor del 5% de las embarazadas tienen que seguir tomando algún medicamento que ya consumían de forma previa a la gestación para el tratamiento de una enfermedad crónica. Al respecto, la portavoz de SEFAP recomienda "planificar la concepción" para contar con asesoramiento médico previo y, en caso de ser posible, "modificar el tratamiento pautado antes del embarazo y permitir así una mejor evaluación y un mejor control de su efectividad y de su eficacia".

En ese sentido, Díez Alcántara también subraya la importancia de fomentar desde la consulta médica la adherencia al tratamiento. "Es fundamental transmitir a la madre que una enfermedad crónica no tratada o mal tratada puede poner en riesgo su salud, pero también la de su bebé", concluye.

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.