España se ha convertido en el segundo país del mundo en número de Facultades de Medicina, pasando de 28 a 42, lo que se traduce en un déficit de profesores y cada vez más graduados sin plaza para la formación especializada.

Publicado en Profesionales