Un equipo de investigadores del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona publica en la prestigiosa revista científica Circulation la demostración de que la oclusión selectiva de las arterias coronarias que irrigan las aurículas del corazón produce un infarto agudo de miocardio auricular exento de síntomas clínicos (silente), pero que se acompaña de evidentes alteraciones de las propiedades eléctricas de las aurículas, arritmias locales y fibrilación auricular.

Publicado en Pacientes de cerca

Investigadores de la Universitat Politècnica de València, el Hospital General Universitario Gregorio Marañón y la Universidad de Michigan han diseñado un catéter y un método de análisis para facilitar el diagnóstico y la terapia de pacientes con fibrilación auricular. Su trabajo ha sido publicado online en la revista Annals in Biomedical Engineering.

Publicado en Investigación

La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente que afecta a más de 600.000 españoles y de la que se calcula que alrededor del 25% de la población mundial mayor de 40 años la padecerá en el transcurso de su vida. Por ello, el campo de las arritmias y la estimulación cardiaca, su tratamiento y mejora de la esperanza de vida de los que la sufren es una de las prioridades de la investigación cardiológica actual.

Publicado en Pacientes de cerca

La arritmia es el problema cardiaco más frecuente, y la fibrilación auricular (FA) es la arritmia sostenida más común, caracterizada por generar un ritmo cardiaco rápido e irregular, en el que las cámaras superiores del corazón “vibran” de forma descontrolada, pudiendo llegar a 300 latidos por minuto. La FA debe ser tratada por el alto riesgo de sus complicaciones y se estima que más de un millón de personas la sufren en España.

Publicado en Pacientes de cerca

Los nuevos anticoagulantes orales (NACO), que no requieren monitorización del paciente, han mejorado la prevención del ictus y la embolia sistémica en casos con fibrilación auricular no valvular, principalmente en pacientes que no estaban bien controlados con los anticoagulantes convencionales (antivitamina K, como el conocido 'sintrom'), que son alrededor del 40%.

Publicado en Pacientes de cerca
Página 2 de 2