Un comunicado dirigido a los miembros de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), deja bien claro fumar IQOS es tóxico y adictivo como el tabaco, ya que contiene una cantidad de nicotina muy similar a los cigarrillos normales y es adictivo para quienes lo consumen, según estudios en Journal of UOEH y en JAMA Internal Medicine.

Publicado en Profesionales

El dispositivo IQOS (I Quit Ordinary Smoking), iniciales en inglés de Dejo el tabaco habitual, es un sistema desarrollado y recientemente lanzado al mercado por la compañía tabaquera Philip Norris que funciona calentando el tabaco a temperaturas que llegan a 250-400 grados, pero sin superar los 1.000 grados que se alcanzan cuando los cigarrillos normales se queman.

Publicado en Pacientes de cerca