Profesionales Por Viernes, 02 Junio 2017 18:01
CONCENTRACIONES MASIVAS EN SALAMANCA

Todos contra las agresiones

Los profesionales sanitarios del hospital y los centros de salud piden más seguridad y un cambio en los protocolos para que las penas a los agresores sean contundentes

Vote este artículo
(0 votos)

Todos han salido a la calle en Salamanca. Bajo el lema, Contra las agresiones, tolerancia cero, los profesionales sanitarios de los centros de salud de la capital y del provincia, así como los del Complejo Asistencial, acompañados de los representantes institucionales, se han concentrado a las doce del mediodía para protestar contra la inseguridad que amenaza cada vez más a este colectivo.

Porque la agresión al médico de San José, que todavía se recupera del enorme impacto psicológico de la agresión a la que se vio sometido en el consultorio y a las puertas de la Comisaría, ha sido la dramática gota que ha colmado el vaso y que ha puesto a los profesionales firmes a la hora de pedir a la Administración nuevas medidas de seguridad.

Así, convocados por la Junta del Personal de Área de Salud de Salamanca, salían de sus puestos de trabajo para dar la cara y decirle a los presuntos agresores "¡Basta ya!" o "¿Quién te va a cuidar si me pegas?", pero también para pedirle a la Consejería de Sanidad que tome las medidas pertinentes para que hechos como el del centro de salud de San José o las agresiones que han sufrido tres enfermeras del hospital no vuelvan a repetirse. Como tampoco sucesos como los que han activado el protocolo de seguridad hasta veinte veces en lo que va de año en Salamanca, y las decenas de profesionales que se enfrentan a diario a insultos, vejaciones o faltas de respeto continuas de pacientes o familiares que optan por la violencia en vez de por la comprensión y la educación.

Por desgracia, cada vez más, ya que como recordó la presidenta de la Junta, Esther Aparicio, se ha registrado un aumento del 40% en las agresiones a sanitarios. Motivo por el cual fue tajante al pedir "soluciones urgentes y medidas contundentes contra los agresores".

En concreto, aseguró que no son suficientes los botones antipánico, y además deben estar conectados directamente con la Guardia Civil o la Policía Nacional para que acudan con la mayor rapidez posible. Consideró necesario cambiar los protocolos para que, "teniendo en cuenta que somos autoridad sanitaria", sea la Administración quien denuncie.

Además, propuso campañas de información y prevención para que los usuarios "no nos vean como enemigos sino como personas que solucionan sus problemas y cuidan de su salud, y si tienen alguna reclamación que la realicen en el lugar oportuno".

La presidenta de la Junta de Personal y dirigentes de todas las entidades que representa (SATSE, CSI-F, CESM, UGT, USAE, CCOO y CGT) encabezaron la protesta frente al Clínico, en la explanada de la Escuela de Enfemería, donde se concentraron decenas de sanitarios arropados también por la gerente del hospital, Cristina Granados, la gerente de salud de Área, Manuela Plaza, el delegado de la Junta, Bienvenido Mena, así como concejales o procuradores regionales. En la gerencia de Atención Primaria o en todos los centros de salud de la capital y la provincia (en las imágenes concentraciones de Tejares, San José, Sancti Spiritus, Villoria, Garrido Norte, Santa Marta, La Alamedilla o Guijuelo, entre otras) los sanitarios también recibieron el apoyo ciudadano e institucional, y en todos los casos la demanda fue la misma: más seguridad.

De momento, tal y como explicó Bienvenido Mena, ya hay un vigilante de seguridad en el centro de salud de San José, una zona especialmente sensible, no sólo porque encabeza el número de agresiones en Salamanca, sino también porque, como expusieron los propios vecinos en la protesta del miércoles, existe una alta conflictividad con determinados colectivos de etnia gitana.

"No había ninguna seguridad en este centro, y es un problema que la Administración debe tener en cuenta y tomar soluciones, sino la Junta de Personal seguirá estando ahí con los compañeros y con todos los trabajadores", concluyó Esther Aparicio.

La Junta trabaja para "mejorar"

Por su parte, el consejero de Sanidad, Antonio Saez, ha asegurado hoy a la agencia EFE que la Junta trabaja para "mejorar" la prevención de las agresiones en hospitales y centros de salud de la Comunidad a raíz de las sufridas por un profesional en un centro de Salamanca, un acto "reprobable y condenable".

Momentos antes de inaugurar en Valladolid una reunión de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Saez ha detallado a los medios de información que la Consejería continúa desarrollando "iniciativas" dentro del Observatorio de Agresiones y del Plan de Prevención de las mismas, junto con sindicatos y asociaciones.

Un problema que hay que "trasladar obligatoriamente a los pacientes", desde el punto de vista "institucional y personal", pues este tipo de comportamientos "no se pueden tolerar" hoy en día, ha clamado.

Sobre estas agresiones sufridas por el profesional de Salamanca, el consejero ha informado que el caso ya se encuentra en manos de la Fiscalía y ahora es tiempo de "reflexionar" sobre si los mecanismos actuales, como el "botón antipánico o las cámaras de seguridad", son suficientes, aunque "una de las agresiones se produjo en la puerta de una comisaría, donde se supone que hay vigilancia", ha opinado.

Unos comportamientos "incívicos" que el consejero espera que tengan su sanción "administrativa y penal", mientras, la Junta trabajará para "fomentar la formación" de los profesionales en situaciones de conflicto, algo que ya se ha hecho con "más de mil profesionales de Sacyl", ha sentenciado.

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.