Profesionales Por Salamanca Médica Jueves, 30 Julio 2020 08:05
SALAMANCA MÉDICA / TESTIGOS DE LA PANDEMIA

Víctor Sagredo: "El principal problema ahora es el estado físico y, sobre todo, anímico del personal"

Su servicio ha tenido que lidiar con las situaciones más duras, con los enfermos más graves, algo que, según reconoce el jefe de Medicina Intensiva del hospital de Salamanca, dejará "secuelas" en su ánimo para siempre

Vote este artículo
(0 votos)
El Dr. Víctor Sagredo, jefe de Medicina Intensiva del hospital de Salamanca. El Dr. Víctor Sagredo, jefe de Medicina Intensiva del hospital de Salamanca. CAUSA

En una serie de entrevistas publicadas en la revista Salamanca Médica, editada por el Colegio de Médicos de Salamanca, 18 profesionales que han visto de cara el impacto de la COVID-19 relatan, a través de un cuestionario tipo, cuál ha sido su experiencia durante la pandemia y por qué es preciso no olvidar las devastadoras consecuencias de un virus mortífero que ha puesto en jaque a buena parte del planeta. Estos días reproducimos un extracto de sus relevantes testimonios, que pueden leerse de forma íntegra AQUÍ.

Desde su experiencia, ¿qué debilidades y qué fortalezas ha sacado a la luz la pandemia de COVID-19 en el sistema sanitario de Salamanca?

Creo que han sido muchas las debilidades de nuestro sistema sanitario expuestas durante esta crisis sanitaria. El sistema no era tan excelente como se creía; o tal vez sí, pero a expensas del esfuerzo realizado diariamente por el personal. Existen muchos déficits estructurales, falta de medios materiales y humanos que en el día a día se compensan por el esfuerzo personal de cada uno pero que, ante un aumento de las necesidades y la presión asistencial como el que tuvimos, se demostró claramente insuficiente. En nuestro caso en particular, ha quedado de manifiesto el déficit crónico de camas de críticos, claramente por debajo de lo recomendable y de la media de nuestros vecinos europeos, falta de personal y la falta de formación específica, especialmente del personal de enfermería y auxiliares. También ha quedado patente algo muy importante: la globalización y la deslocalización industrial conlleva una importante dependencia tecnológica y científica del exterior, lo que nos debe hacer reflexionar, sobre todo a las autoridades. Es absolutamente imprescindible invertir en investigación y desarrollo tecnológico. En el lado positivo, esta situación ha demostrado la capacidad de reacción del sistema y, en particular, del personal. La capacidad de trabajo y la entrega de los profesionales ha sido el factor más importante para poder solventar la situación de crisis vivida.

Con ese análisis previo respecto a las deficiencias encontradas, pero también poniendo en valor los puntos positivos, ¿qué retos deben asumirse a corto, medio y largo plazo?

Nos corresponde ser el servicio del hospital que dé asistencia a todos los pacientes críticos SARS-CoV-2 positivos, y esto supone una carga extra y un estrés psíquico añadido al personal. Nuestro objetivo prioritario, y a más corto plazo, es conseguir que el personal, que llega a la situación actual en condiciones de agotamiento físico y psíquico, y que se siente escasamente reconocido, pueda descansar y podamos mejorar sus condiciones de trabajo. Para esto, hemos transmitido a la Gerencia un plan que incluye la creación de un área independiente para el tratamiento de este tipo de pacientes. Esto nos permitiría ganar en seguridad con la creación de dos circuitos completamente independientes de pacientes y ubicarlos en un área con ventilación natural, mejorar las condiciones arquitectónicas y, por tanto, las condiciones laborales del personal y cambiar las dinámicas de trabajo, implicando en el cuidado de estos pacientes a enfermería de más unidades del servicio y consiguiendo reducir en tiempo y número los periodos de trabajo con pacientes positivos.

Victor SagredoA medio plazo, el cambio es evidente: necesitamos incrementar el número de camas de críticos en los hospitales. Así ha quedado patente por parte de la Consejería, que va a realizar inversiones importantes en la gran mayoría de hospitales de la red pública para incrementar éstas, con el objetivo de mantener un colchón de seguridad que evite que se repitan situaciones como la vivida y utilizándolas como camas de Cuidados Intermedios en condiciones normales. Este incremento se producirá en todos los hospitales excepto en dos, el Complejo Asistencial de Burgos y el Complejo Asistencial de Salamanca, pendiente de estrenar el nuevo hospital, donde la UCI deberá pasar de las 28 camas actuales a las 39 que se preveían en el plan inicial, y que nos permitiría cumplir con los objetivos descritos. También es fundamental invertir en formación. Se debe realizar formación específica en paciente crítico al personal de enfermería para poder disponer de un ‘pool’ de personal formado y con experiencia. Igualmente, la pandemia nos ha enseñado la importancia de incorporar a otros profesionales en el manejo de los pacientes críticos, en particular los fisioterapeutas, que han desarrollado una labor fundamental en la asistencia y recuperación de nuestros pacientes. En resumen, necesitamos más camas de críticos, adecuadamente equipadas y personal con formación específica.

Con los datos y la evolución que se han observado en Salamanca, ¿se podría explicar por qué es una de las provincias más afectadas de España?

Creo que no disponemos de certezas para explicar la alta incidencia en la provincia de Salamanca. En mi opinión personal, los eventos deportivos que tuvieron lugar la semana previa al inicio del brote y la cercanía a la Comunidad de Madrid podrían explicar la misma.

¿Cuándo cree que seremos capaces de recuperar la normalidad asistencial? ¿O considera que la atención que se presta en los centros sanitarios ya nunca volverá a ser como antes?

La obtención de soluciones preventivas y terapéuticas eficaces conseguirá que podamos dar por resuelta la pandemia como ha ocurrido en otras ocasiones, pero los expertos nos dicen que probablemente no tendremos vacuna eficaz antes de un año o año y medio. Hasta ese momento, debemos acostumbrarnos a convivir con este virus, manteniendo las medidas de seguridad en nuestra práctica asistencial. Lo más importante es ser conscientes del riesgo, saber que ésta u otra pandemia pueden reaparecer, planificar, anticiparnos y aprender de los errores cometidos. Por otro lado, la telemedicina y las consultas telefónicas han demostrado su utilidad para solventar gran cantidad de problemas médicos, sobre todo a nivel de seguimiento. Se deben mejorar y potenciar la medicina ambulatoria, los tratamientos domiciliarios, los hospitales de día, la cirugía y medicina sin ingreso.

¿Qué medidas son más urgentes para dar respuesta a las necesidades asistenciales que han sido aparcadas por la COVID-19? ¿Es necesario un plan nuevo para paliar las listas de espera?

En el caso de la Medicina Intensiva, como es lógico, la pandemia no ha generado necesidades asistenciales adicionales, no tenemos listas de espera, pero es cierto que, de forma global, la COVID-19 ha supuesto un parón en la actividad habitual del sistema, generando o aumentando las listas de espera de forma significativa, con el consiguiente malestar en los usuarios. Debemos ser conscientes de que para cada persona su problema es el más urgente y grave. La solución, imagino, no es fácil, y estoy seguro de que los gestores están tratando de encontrar la forma de paliarlo. Como decía antes, la telemedicina, las consultas telefónicas… deben jugar un papel importante, pero, además, se debe potenciar la medicina primaria, que cuenta con un déficit estructural importante y, sobre todo, creo que se debe contar con los profesionales a la hora de buscar soluciones. Su colaboración y su implicación será básica.  (...)

ACCESO A LA ENTREVISTA ÍNTEGRA EN 'SALAMANCA MÉDICA' (PÁGINA 24)

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.