Servicios Sociales Por S. A. D. Lunes, 07 Diciembre 2020 11:21
valladolid

Ajupareva empieza a tratar las adicciones tecnológicas ante el aumento de la demanda, sobre todo chicos jóvenes e incluso menores

Exigen fomentar la conciencia social sobre el riesgo que conllevan las tecnologías de consumo

Vote este artículo
(0 votos)

La Asociación de Jugadores Patológicos Rehabilitados de Valladolid, AJUPAREVA, empieza a prestar nuevos servicios relacionados con las adicciones tecnológicas: internet, videojuegos, tablet, consolas, móviles y redes sociales debido a la creciente demanda que la asociación está padeciendo en los últimos meses en este sentido. Además, aseguran que el perfil de adicto es una persona mucho más joven, incluso menor de edad. 

En la actualidad este tipo de conductas adictivas sin sustancia, al igual que la ludopatía, son agrupadas en el concepto de trastornos por déficit de control de los impulsos y no se contemplan en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5) ni en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS. 

¿Y es posible que una persona ludópata sea a la vez adicta a las TICs? La psicóloga de AJUPAREVA, Sandra Cuevas, precisa que cuando una persona tiene una personalidad adictiva es mucho más fácil caer en otras adicciones. “Si no se produce una adecuada rehabilitación en cualquiera de las adicciones, hay más posibilidades de que este tipo de personas tiendan a caer en la misma adicción o en otra. Por ejemplo en el caso de un adicto al juego que no se rehabilitado adecuadamente es muy habitual que se enganche a otras adicciones como a las compras compulsivas o a juegos sin dinero”, matiza Cuevas. 

En general las personas con personalidad adictiva sacrifican sus intereses personales como dormir, comer, relacionarse en beneficio del interés de cualquier adicción, y es que las consecuencias de las adicciones tecnológicas son evidentes cuando el nivel de dependencia es máximo. Además de un empobrecimiento económico, se producen alteraciones de su humor y carácter, volviéndose taciturnos, irritables, desconsiderados, mentirosos y cínicos. Físicamente también se dan cambios como inapetencia, insomnio, exclusión de las comidas, falta de aseo y cefaleas.

En AJUPAREVA determinan que cada vez que un joven está enganchado a la tecnología crecen sus niveles de dopamina y de un neurotransmisor (GABA), lo que provoca la fijación al gusto por el subidón producido, por ejemplo, por la heroína o la cocaína.

Conscientes del peligro que esta situación conlleva, AJUPAREVA exige implantar unas políticas de prevención que fomenten la conciencia social sobre el riesgo de adicción que conllevan las tecnologías de consumo. 

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.