Servicios Sociales Por S. A. D. Jueves, 20 Junio 2019 14:22
balance 2018

Aumentan las personas sin hogar atendidas por Cáritas Salamanca

La entidad diocesana tuvo 20.417 beneficiarios el pasado año, incluidas las familias, en programas de inclusión sociolaboral, drogodependencias o salud mental

Vote este artículo
(0 votos)
La directora de Cáritas, Carmen Calzada, el obispo de la Diócesis, monseñor Carlos López, y el secretario general, José María Rodríguez. La directora de Cáritas, Carmen Calzada, el obispo de la Diócesis, monseñor Carlos López, y el secretario general, José María Rodríguez.

Cáritas Diocesana de Salamanca llevó su atención a 12.725 personas durante el año 2018, según se desprende de los datos reunidos en su memoria de actividad correspondiente a ese ejercicio. Una cifra en la que se incluyen participantes directos en los programas de la entidad, así como asistentes a las diferentes acciones de sensibilización que se realizan a lo largo del año, voluntarios y alumnos de los programas de formación. 

Los datos señalan, de igual forma, que los beneficiarios de la atención de Cáritas Diocesana de Salamanca fueron 20.417 personas durante 2018. En esta categoría se incluyen a las familias de los participantes que reciben la ayuda de forma directa por parte de la institución. 

Y es que muchas personas luchan cada día por salir del pozo de la exclusión social o por evitar caer en él. Así, en lo que al trabajo concreto se refiere, destaca el aumento de acogimientos realizados en el proyecto de personas sin hogar. En total, 422 personas pasaron por este servicio, frente a las 380 del año anterior. De esas 422, 267 se acercaron a Cáritas por primera vez. En global, el número de atenciones realizadas ha sido de 1.624.

En el área de Inclusión Social se ha trabajado con 856 participantes, de los que el 80% son hombres con edades comprendidas entre los 40 y los 54 años. En estos últimos años, el centro Espacio Abierto se ha consolidado. Durante 2018, ha tenido una media de asistencias diaria de 43 personas, con un total de 15.661 asistencias. A lo largo del año, pisaron este centro de baja exigencia y que sirve como puerta de entrada a otros recursos de la entidad, 432 personas diferentes. En lo que corresponde al centro de acogida Padre Damián, han pasado por allí, en primera fase 146 personas, y 33 en segunda fase y han residido un promedio de 29 personas al día, con una estancia media de 75 días.

Drogodependencias

Por otro lado, en prevención y atención a las drogodependencias se atendió, en el programa de prevención indicada Lazarillo, 115 casos, con una edad media de 17 años, y se realizó una escuela de familias, con 21 participantes, así como 10 talleres de OH.com (reducción de riesgos del consumo de alcohol) en los que ha habido 151 participantes.

Por el servicio ambulatorio del Centro de Día pasaron 394 personas y 52 familias durante todo 2018, y en cuanto a la 
atención integral del Centro de Día., hubo 98 familias y participaron 66 personas, de las que 33 ingresaron por primera vez y 48 tuvieron tratamiento de drogas.

Por otro lado, el Centro de Día de Salud Mental Ranquines, en el año en el que celebró su primer aniversario, volvió a demostrar la necesidad de un recurso para personas con problemas de salud mental en situación de exclusión. Así, 70 personas solicitaron atención durante 2018. De ellas, 36 estaban en situación sin hogar o exclusión social, y otras 16 en situación de vulnerabilidad por el aislamiento social.

Y en el programa de atención a personas con VIH-Sida se acogió a 52 personas en total, de las que 25 residieron en la Casa de Acogida Samuel, que celebra en estos días su 25º aniversario. También se realizaron 13 acompañamientos hospitalarios y se atendió a 19 personas desde Intervención Comunitaria.

Finalmente, en el programa de intervención con reclusos y ex reclusos se ha trabajado con 450 personas, en acogida y seguimiento y se han avalado 40 permisos penitenciarios.

Inserción laboral

Entrar en el mercado laboral es un paso determinante para lograr la inclusión social, aunque hoy en día la realidad puede ser diferente. Y es que, a menudo, tener un empleo no garantiza cubrir las necesidades más básicas. Desde el área de Inserción Laboral de Cáritas Diocesana de Salamanca se ha atendido a 1.696 personas, ofreciendo 8.691 respuestas. Los participantes en su mayoría han sido mujeres, españolas, de edades comprendidas entre los 40 y los 60 años.

Desde hace unos años, Cáritas Diocesana de Salamanca cuenta con una Agencia de Colocación reconocida por el Servicio Público de Empleo Estatal. En 2018 encontraron un empleo 402 personas que han sido atendidos por nuestros diferentes recursos de empleo y a través de la agencia 146 personas.

De igual modo, por el Servicio de Información Laboral pasaron 1.356 personas, de las que 699 lo hicieron por primera vez. Por el Servicio de Orientación Laboral pasaron 259 participantes y se ofrecieron 1.540 respuestas, mientras que el proyecto de formación técnica de empleadas de hogar contó con 231 participantes y ofreció 572 respuestas.

Por otro lado, también se ha ofrecido asesoría a 125 empleadores y se ha contactado con 53 empresas.  Cabe destacar que 2018 fue un año de cambios para esta área de Cáritas Diocesana, ya que en abril trasladaron su ubicación al Paseo de San Antonio, 14 (esquina con el parque de los Jesuitas), unas nuevas instalaciones en las que se unificaron todos los servicios.

Economía social

Las personas en exclusión y con graves dificultades de acceso al mercado laboral necesitan una estructura puente que les sirva para acceder al empleo. De ahí la existencia de las empresas de inserción social, como la promovida por Cáritas Diocesana de Salamanca, La Encina Servicios Integrados S.L.U. , en la que han tenido un empleo de inserción 25 personas en los sectores de jardinería, medio ambiente, limpieza, control de plagas y apoyo domiciliario.

Cáritas Diocesana de Salamanca, a través de sus 33 equipos parroquiales en la diócesis, lleva a cabo acciones como la acogida y el acompañamiento familiar, información laboral, trabajo con infancia, adolescencia y juventud, actividades ocupacionales con adultos y mayores, y también se ocupa de la formación y animación de los propios equipos.

En 2018 los datos recogidos señalan que se ha acogido a 2.424 familias y ayudado a 1440 hogares en gastos de vivienda (alquiler y suministros) y gastos de primera necesidad (alimentación, ropa y calzado). Y se ha acompañado a 792 familias. En total, se han beneficiado de esta línea de actuación de Cáritas Diocesana 7.272 personas, se han dado 3.718 ayudas, con un importe total de 678.527 euros.

En cuanto a actuaciones más concretas, 554 niños y niñas han participado en el programa de infancia y juventud, de los cuales 178 niños participaron en los talleres de refuerzo cultural para Educación Primaria, y 112 jóvenes en el apoyo escolar para Secundaria. Por otro lado, 195 chavales participaron en educación de calle y 80 en la ludoteca. 39 jóvenes se han preparado con nosotros para la prueba libre de obtención del título de ESO.

Animación comunitaria

En el ámbito de la animación comunitaria también se imparten talleres pre-laborales que sirven para adquirir habilidades básicas para conseguir un empleo. Así, 67 personas formaron parte de estas iniciativas y 514 pasaron por las oficinas de información laboral. A través del proyecto de activación de la empleabilidad PIAEI, se ha trabajado con 54 personas.

En las parroquias de la ciudad de Salamanca existen 9 puntos de encuentro y respiro familiar en los que participan 224 mayores. En este proyecto se acompaña a 87 familias, a 101 ancianos en sus domicilios y a 21 en residencias. Además se ha formado a 10 personas como cuidadores de mayores

2.412 de las personas que participan en los distintos proyectos de Cáritas son inmigrantes. De ellos, 840 se han atendido desde el programa de inmigrantes: participan en el centro intercultural Baraka 197 personas, 209 asisten a las clases de alfabetización y acceso a la nacionalidad española, 197 a talleres. 90 jóvenes han realizado el taller de sensibilización Intercultura2.0

Datos económicos

En 2018 se invirtieron 4.876.555 euros en los diferentes programas de intervención. La principal partida fue para inclusión social, donde se destinaron 2.239.950 euros, seguida de animación comunitaria, que tuvo un presupuesto de 1.918.787 euros, y de inserción laboral, con 475.440 euros.

Los ingresos, con un montante total de 4.879.335 euros, procedieron en su mayoría de los donativos, aportaciones de socios, colectas, fundaciones, legados e ingresos procedentes de la actividad hasta sumar un total de 2.509.228 euros. Las subvenciones públicas fueron de 1.533.420 euros y las subvenciones privadas de 239.146 euros.  En total, se ha contabilizado las cuentas de 2018 han arrojado un saldo positivo de 2.780 euros.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.