Servicios Sociales Por S. A. D. Domingo, 04 Noviembre 2018 19:14
DÍA INTERNACIONAL del cuidador

Campaña para que los cuidadores no profesionales se identifiquen y puedan pedir más apoyo de la sociedad

En España, más de 25.000 personas tuvieron que dejar de trabajar para atender a un familiar enfermo

Vote este artículo
(0 votos)
José Manuel cuida de su mujer, Carmen, enferma de Alzheimer. José Manuel cuida de su mujer, Carmen, enferma de Alzheimer.

Con motivo del Día Internacional del Cuidador, que se celebra mañana 5 de noviembre, la iniciativa internacional Embracing Carers (Cuidar al Cuidador), liderada por la compañía de ciencia y tecnología Merck y apoyada por la asociación europea Eurocarers, ha lanzado una campaña de sensibilización para que los cuidadores no profesionales en España se reconozcan e identifiquen como tal, de tal forma que puedan tener un mayor apoyo de la sociedad.

En concreto, estas personas tendrán a su disposición un cuestionarioa partir del cual podrán tomar conciencia de su rolde cuidador no profesional y, posteriormente, demandar asesoría y apoyo.

En paralelo, la Alianza Internacional de Organizaciones de Cuidadores (IACO, por sus siglas en inglés) ha publicado el informe Cuidadores en España, que identifica seis áreas claves de actuación en España que pueden mejorar significativamente la situación de los cuidadores no profesionales: reconocimiento legal por parte del Estado; apoyo financiero legalmente regulado; situación de las pensiones reguladas; necesidad de tener atención de relevo para mejorar sus condiciones de vida, así como el acceso a cursos de formación y atención apropiados. 

Las principales conclusiones del informe de IACO resaltan la buena disposición de la administración pública en los diferentes niveles de gobierno, que ofrece beneficios económicos a las personas con dependencia si no pueden acceder a los servicios sociales como primera opción. Esta ayuda cubriría los gastos del cuidado en un centro acreditado por parte de un cuidador no profesional, como un miembro de la familia.

Según IACO, hay que profundizar en esta línea de trabajo para reconocer socialmente el trabajo de los cuidadores no remunerados, así como avanzar en políticas de empleo que incorporen, en mayor medida, las necesidades de los cuidadores. De hecho, según la última encuesta de población activa, más de 25.000 españoles tuvieron que dejar detrabajar recientemente para atender tanto a niños como a adultos con alguna patología o discapacidad.

Por dimensionar la cifra de cuidadores no profesionales en España, es preciso reseñar que solo en el área oncológica hay más de 427.000 personas que se dedican a cuidar a familiares con esta patología, según el Libro Blanco de Asistencia Oncológica de la Coalición Europea de Pacientes con Cáncer (ECPC) y Eurocarers.

José Manuel, un cuidador no profesional que ya ha asumido su rol

Un caso de esos cuidadores no profesionales es el de José Manuel, residente en Sevilla, que dedica todo su tiempo a atender a su mujer Carmen, que padece enfermedad de Alzheimer: “Mi situación de cuidador ha ido evolucionando, según avanzaba la enfermedad de Carmen. A medida que mi mujer necesitaba mayor asistencia, nuestros papeles en casa han ido cambiando, y ahora cocino, limpio y cuido de ella. Lo hago por amor a mi mujer, pero hasta ahora no era consciente de que me he convertido en un cuidador no profesional. Tardé un tiempo en interiorizarlo. Ahora sé que no estoy solo y que puedo recibir apoyo adicional y recursos que me ayudan en mi papel de cuidador”.

En palabras de Cheles Cantabrana, presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Familiares de Personas con Alzheimer (CEAFA), “los cuidadores dedican tanto tiempo a la salud de sus seres queridos que carecen de tiempo para cuidarse a sí mismos. Por todo ello, recibimos con satisfacción e ilusión esta nueva campaña de Embracing Carers". A lo que añade que “debemos trabajar todos juntos para avanzar en el acceso a los recursos y, en última instancia, mejorar las vidas de los cuidadores, tanto dentro como fuera de España".

“La historia de José Manuel es un ejemplo claro de un cuidador no profesional que anteriormente no se identificaba como tal”, explica Ana Polanco, directora de Corporate Affairs de Merck. “La clave del movimiento Embracing Carers es llegar a esos miles de cuidadores no profesionales que se encuentran en diversas situaciones y que necesitan el apoyo de toda la sociedad y desde todos los ámbitos para seguir realizando sus tareas de cuidado al paciente. Estos cuidadores suelen hacerse cargo de personas con enfermedades crónicas, que están muy relacionadas con los retos que presenta la demografía en nuestro país, retos que desde Merck asumimos como un actor que se implica en la búsqueda de soluciones a los desafíos de nuestra sociedad”.

Por ello, Polanco concluye que “esperamos que, al proporcionar recursos que respalden su reconocimiento, muchos más cuidadores no profesionales encuentren más apoyos para hacer frente a algunas de sus necesidades”.

Mujer, mayor de 50 años

Teniendo en cuenta que vivimos en sociedades cada vez más envejecidas, más del 18 por ciento de la población española es mayor de 65 años, y que más del 16 por ciento de los hogares españoles vive con alguna persona dependiente (datos INE 2017), cuidar se convierte en una labor fundamental para garantizar una vida digna a quienes lo necesitan. Pero también es primordial que aquellas personas que ejercen los cuidados, tengan apoyo y momentos de respiro que les eviten deterioros físicos y emocionales, así como reciban un reconocimiento social a la labor que desempeñan.

Los cuidados tienen rostro de mujer. Así lo muestran los datos recogidos por la Organización en relación a su proyecto dirigido a personas cuidadoras. El 80 por ciento de las personas que cuidan son mujeres. Además, la mayoría de ellas son familiares de la persona dependiente (hijas o esposas), con una edad superior a los 50 años que comparte domicilio con la persona cuidada, afronta su labor a diario, carece de ocupación remunerada, comparte este rol de cuidadora con otros roles familiares y no recibe ayuda de otras personas.

En total y anualmente, Cruz Roja atiende (de forma presencial y online) a más de 240.000 personas cuidadoras no profesionales. Para ello, la Organización ofrece información sobre recursos existentes, realiza talleres formativos, grupos de apoyo mutuo, etc. y ofrece soporte emocional a más de 2.700 personas, a través de los equipos presentes en más de 700 sedes locales.

Además, dispone del Multicanal SerCuidadora que se configura en torno a una página web: www.sercuidador.org y www.sercuidadora.org (también disponible en los dominios .es y .com) que ha sido renovada recientemente con nuevos contenidos, y que ha conseguido más de 12.000 nuevos visitantes en lo que va de año. También, mantiene presencia en distintas redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, YouTube, Quora) con más de 18.000 personas seguidoras. Y todo ello sin olvidar una atención directa y personalizada a través de las consultas recibidas en el teléfono de atención gratuito 900.365.100, en el correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y en el whatsapp 678.48.09.51.

Por otro lado, el voluntariado de Cruz Roja ejerce un papel de relevancia, ya que constituye el apoyo mayoritario de este proyecto y es fuente de escucha para detectar los problemas de las personas que ejercen la labor de cuidados. En 2017, 140 personas voluntarias (104 mujeres y 36 hombres) participaron en el proyecto.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.