Servicios Sociales Por S. A. D. Martes, 30 Enero 2018 19:51
La UPF y la semFYC terminan el desarrollo del proyecto

Con KRISTINA me entiendo

Este avatar desarrollado por un consorcio europeo facilitará la superación de barreras linguísticas y culturales de personas migrantes en los centros de atención sanitaria

Vote este artículo
(0 votos)
Presentación del Proyecto KRISTINA en la semFYC. Presentación del Proyecto KRISTINA en la semFYC.

La UPF y la semFYC terminan el desarrollo del proyecto europeo KRISTINA, un agente humano virtual que ayuda a las personas en el ámbito de la salud para facilitar la superación de las barreras lingüísticas y culturales de las personas migrantes. El consorcio internacional que está detrás del proyecto está formado por organizaciones, universidades y centros de investigación de ocho países, entre ellos, Alemania, Francia, Grecia y Holanda.

El Proyecto KRISTINA, liderado por un consorcio de diferentes entidades de la Unión Europea coordinadas por los grupos de investigación universitarios, entre los cuales se encuentran el Grupo de Investigación en Tratamiento Automático del Lenguaje Natural (TALN) y el Grupo de Investigación en Tecnologías Interactivas (GTI) de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona (coordinador del proyecto), así como la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (responsable de los contenidos científico-médicos), ha estado trabajando durante los últimos 3 años en la creación de un agente humano virtual con el fin de mejorar la atención sanitaria y la integración social de los colectivos en riesgo de exclusión.

El proyecto europeo, financiado por la Unión Europea e incluido dentro del programa estratégico de inversiones Horizon 2020, ha servido para unir los esfuerzos de países como Alemania, Holanda, Grecia o la propia España a la hora dar una respuesta europea conjunta ante una realidad latente en el viejo continente: La necesidad de adaptación de los colectivos de inmigrantes a los sistemas de salud de nuestros países.

Durante estos 3 años, los países de la Unión Europea que han trabajado en KRISTINA, han compartido esfuerzos para poder crear un agente humano virtual accesible desde plataformas digitales que ayude y asesore a las personas que tengan dudas sobre la salud. KRISTINA puede dar información respecto al funcionamiento administrativo de la sanidad del país donde viven, dar consejos y recursos informativos disponibles en la red y permitir a los pacientes conocer cuÁndo es imprescindible visitar a sus médicos de familia.

El avatar KRISTINA está especialmente pensado para ayudar a aquellos ciudadanos con más problemas de comunicación y adaptación a la sociedad europea. No se trata en ningún caso de sustituir al médico, si no de crear una herramienta complementaria que ayude en la lengua materna del usuario, que en el caso de esta versión del avatar es el turco, el polaco, el alemán, el español y el árabe.

En ese sentido, Leo Wanner, coordinador de KRISTINA e investigador de la UPF, considera que la mejor definición del avatar es la de un "agente humano virtual experto en cuestiones sanitarias y que está especialmente dirigido a las personas migradas con problemas para integrarse".

kristina agenteEfectivamente, "las personas migradas que vivien en las sociedades europeas a menudo no dominan la lengua propia del país de acogida. Este hecho, sumado a las diferencias culturales obvias, hace que las personas migradas puedan tener dificultades para conseguir información sobre su salud o sobre cómo cuidar a los miembros mayores de sus familias", comenta Wanner.

La idea de KRISTINA es que, al hecho lingüístico, también se le suman diferencias de costumbre y relaciones con la salud y el ámbito médico muy diferentes a las que estamos acostumbrados a tener en Eruopa. Estas barreras, propias de la tradición de los países de origen, y que a menudo pueden incluso ser de origen religioso, provocan un mal uso de la asistencia médica.

Es por esa razón que el avatar del agente KRISTINA habla el mismo idioma que los grupos de personas migradas a los que va dirigido (concretamente en estos últimos 3 años se ha trabajado con personas de origen turco, polaco y del norte de África en Alemania y en España). El trabajo realizado se ha focalizado en el objetivo que el asistente tenga capacidad para mantener una conversación aportando respuestas a una velocidad coloquial, reconozca las emociones en la voz, la cara y la postura del cuerpo, así como los condicionantes culturales de la persona con la que esté dialogando.

Han sido 3 años de reuniones en diversos puntos de Europa, así como presentaciones en Congresos internacionales, como por ejemplo, por citar algunos de 2017, el 22º Congreso WONCA Europe de Medicina de Familia celebrado en Praga, el Congreso E-Health Tallin 2017 celebrado en Estonia o el 37º Congreso nacional de la semFYC celebrado en Madrid también en 2017.

En estos congresos y jornadas, los científicos de la UPF, expertos en lingüística aplicada al ámbito tecnológico, y los médicos de familia de la semFYC, responsables de los contenidos médico-científicos, han tenido un papel activo y relevante en la construcción de complicidades para fomentar la difusión de esta investigación organizando jornadas de presentación ante inversores potenciales y usuarios, tanto médicos como pacientes.

En el caso de la semFYC, la doctora Lehdía Mohamed destaca que "el valor social que tiene KRISTINA y sus beneficios para un mejor funcionamiento del sistema sanitario y, al mismo tiempo, mejorar la salud de la población van de la mano. En el futuro, estas tecnologías pueden ayudarnos a todos, profesionales sanitarios, usuarios y gestores".

En ese sentido, proveer con información fiable a las comunidades de migrantes que son más vulnerables ante la desinformación médica es uno de los objetivos de KRISTINA. Cuando el avatar KRISTINA esté totalmente disponible y operativo, las personas con dificultades lingüísticas y de adaptación social podrán romper las barreras culturales e integrarse a su nuevo contexto social.

Orientado a distintos perfiles de comunidades en Europa

Las personas migradas sobre las que ha estado trabajando el Proyecto KRISTINA son los cuidadores de origen polaco en Alemania, una comunidad muy grande que, mayormente, se encarga del cuidado de la gente mayor. También se han abordado los casos de ciudadanos de origen turco que viven en el país germánico y que representan una gran parte de la población.

En el caso de España, se ha trabajado sobre todo haciendo entrevistas a personas de las comunidades de inmigrantes del Norte de África. También se han realizado entrevistas en castellano a personas nativas emulando las consultas típicas que se suelen realizar ante el médico de familia durante una visita. Temas sanitarios sensibles que pueden entrar en conflicto con ciertas concepciones y/o tradiciones culturales de comunidades como por ejemplo las de origen árabe, gracias al trabajo hecho en el avatar KRISTINA podrán ser más fácilmente abordables.

En estos momentos la versión final del avatar que se presenta en la semFYC puede aconsejar sobre lactancia materna y dolor de espalda y, gracias a la gestión de estas consultas, KRISTINA hará que tener un mejor conocimiento de la salud y perder el miedo a hablar con sus médicos y médicas de familia está más cerca. Los países que han participado en el Proyecto europeo son España (encargada de su coordinación), Alemania (con la Universidad de Tübingen y la Cruz Roja), Holanda (Centro de investigación Almende), Francia (Vocapia Research Centre) y Grecia (CERTH, Centro de Investigación y Tecnología HELLAS).

Testado con usuarios reales

Uno los puntos fuertes del proyecto KRISTINA ha sido la coordinación de equipos interdisciplinares para su desarrollo. En el mismo se están integrando tantos equipos tecnológicos altamente especializados, departamentos de I+D de universidades y empresas, hasta la Cruz Roja Alemana o la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. Gracias a esta integración de equipos, el proyecto KRISTINA ya ha estado testeando los desarrollos científicos con ciudadanos reales, susceptibles de recibir su asistencia. La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), la Cruz Roja de Alemania y EKUT (Eberhard Karls Universität de Tübingen) han estado probando las versiones prototipo con grupos de usuarios finales (entre los que se hallan ancianos y cuidadores).

KRISTINA es un proyecto de investigación financiado por la Unión Europea, dentro de su Programa Horizonte 2020, cuyo objetivo es desarrollar una solución tecnológica que dé lugar a un agente socialmente competente y comunicativo, para facilitar la superación de las barreras lingüísticas y culturales de las personas migrantes en los servicios de atención sanitaria y geriátrica en los países anfitriones.

Entre los 9 socios del proyecto se hallan la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y dos centros de investigación de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) Barcelona, el Grupo de Investigación en Tratamiento Automático del Lenguaje Natural (TALN), el Grupo de Investigación en Tecnologías Interactivas (GTI) y y el Grupo de Tecnologías de Medios Cognitivos (CMTech)todos del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.