Servicios Sociales Por S. A. D. Domingo, 12 Abril 2020 10:18
CRISIS SANITARIA

Consejos para cuidar la salud emocional durante la cuarentena

Cruz Roja recuerda que la situación generada por la epidemia de COVID-19 no solo impacta en el bienestar físico de las personas afectadas, sino también en el psíquico

Vote este artículo
(0 votos)

Dentro de su apuesta por continuar "cerca de las personas", Cruz Roja quiere ayudar a la población a mantener hábitos saludables durante el periodo de confinamiento establecido para frenar la propagación de la epidemia de SARS-CoV-2 con algunos consejos sencillos para cuidar la salud emocional. Evitar pensamientos negativos, adecuar las comidas a unos horarios y respetar las horas de sueño o fomentar la comunicación con los seres queridos son algunas de sus recomendaciones.

Transforma en positivos los pensamientos negativos que se pueden apoderar de tu mente

Rechazar los pensamientos negativos que afloren, especialmente todos los futuribles. Nunca hemos sabido cuál es nuestro futuro, y menos aún podemos conocerlo en una situación como la que nos encontramos. Enfocarse en el presente, en el hoy, en el minuto que estamos viviendo. Esto nos servirá para manejar la incertidumbre: pensar en el presente de la manera más favorable posible, desde las oportunidades y las fortalezas que cada uno tiene, y no desde las debilidades o carencias. Es preferible siempre ver el vaso medio lleno que medio vacío.

• Un buen ejercicio, que además ayudará al descanso de nuestros ojos, que permanecen la mayor parte del día encerrados entre cuatro paredes, es alargar la vista de vez en cuando por la ventana. Es una buena práctica, recomendada en el yoga, que aporta sosiego y esperanza.

Ahorra fuerzas: actúa con precaución y astucia, como un corredor de fondo

Medir nuestras fuerzas: esto es como una carrera de larga duración, en la que, además, desconocemos lo que falta para alcanzar la meta. Es necesario no darlo todo desde el principio, gastar poca energía y recuperarla con horas de descanso. Hay que conducirse con mayor precaución y astucia que nunca. Que siempre nos sobren las fuerzas, no estar nunca al límite, porque desconocemos la distancia que aún nos queda por recorrer.

Si en la familia hay menores, es fundamental la corresponsabilidad y la cooperación

• En las familias con menores, se ha multiplicado el trabajo: hay que atenderlos; ayudarles en sus tareas escolares; hacer desayunos, comidas, meriendas y cenas cada día; asumir más tareas de limpieza y mantenimiento del hogar que antes... Es momento de organizarse y enseñar a los menores a cooperar, a que asuman las tareas que les correspondan en función de su edad. Hacerles más autónomos también les hará más independientes y libres el día de mañana.

Es muy importante establecer unos horarios y continuar diferenciando los días laborables de los festivos. En estos horarios, es importante que cada miembro de la familia o la vivienda tenga asignadas, para cada día de la semana, unas tareas comunes y que, además, tenga el tiempo suficiente para realizar las propias (tareas escolares o laborales) y para disfrutar de momentos de relax y de ocio. Si el horario semanal se puede hacer en común, con el consenso de todos los miembros, mucho mejor.

Sabemos que nuestra sociedad no es igualitaria y que las tareas de cuidados recaen más sobre las mujeres. En estos momentos que las labores del hogar y los cuidados de menores se multiplican, es completamente necesaria la corresponsabilidad por parte de ambos géneros. En las familias en las que conviven progenitores de ambos sexos, la responsabilidad de la mujer es no hacerlo todo ni creer que ella puede con todo, tomarse en serio sus momentos de descanso y de respiro, para ahorrar fuerzas; la del hombre es asumir con autonomía y decisión el 50% de las tareas.

Mantén y promociona tus hábitos saludables: ahora la salud es más importante que nunca

Adecuar las comidas a unos horarios, y también las horas de sueño. El sueño es necesario y reparador. Es muy importante mantener unos hábitos adecuados para tratar de evitar el insomnio. Durante la noche, debido a la falta de estímulos, si permanecemos en vigilia, es fácil que nos puedan asaltar pensamientos negativos recurrentes.

escribir pixabay• Hay una gran oferta de ocio por internet, pero también es bueno no estar todo el día frente a una pantalla. Hay que tratar de recordar los juegos de antaño y llevar a cabo actividades creativas de pintura, teatro, escritura de cuentos, canciones… Sin olvidar la lectura; un libro puede ser nuestro gran aliado, tengamos la edad que tengamos. Y quizá sea una oportunidad para que los niños y las niñas desarrollen mejores habilidades de lecto-escritura.

• Aprovechemos también para realizar otras tareas. Dediquemos el tiempo libre a esas cosas para las que nunca sacamos tiempo: ordenar una habitación, pequeñas reparaciones… Notaremos que realizar estas tareas pendientes, tantas veces postergadas, nos proporciona satisfacción. Que no todo sea estar delante de una pantalla de ordenador, teléfono móvil o de televisión.

Promueve la comunicación con las personas queridas

• Es importante mantener la comunicación con las personas queridas. En nuestra sociedad actual, afortunadamente, es fácil, pero intentemos no hacerlo únicamente a través de mensajes de texto (Whatsapp, Hangouts o correos electrónicos). La comunicación no verbal es fundamental, si nos quitan los gestos y el tono puede que no se entiendan bien nuestras bromas o nuestros mensajes de ánimo. Todos sabemos que este tipo de mensajes pueden ocasionar muchos malos entendidos, porque a veces se sobreponen unos a otros y se dejan de leer los de algunas personas que pueden sentirse dolidas porque no se les responde; también el corrector nos juega a veces malas pasadas, etc.

telefono mayores comunicacion pixabayEn momentos así, sobre todos quienes viven en soledad, pueden ser muy vulnerables emocionalmente y necesitar sentirse importantes y queridos. Así que, en la medida de los posible, es conveniente que utilicemos aplicaciones y plataformas que nos permitan vernos y hablarnos en directo. También es bueno reflexionar sobre quiénes son aquellas personas de nuestro entorno que, por diferentes circunstancias, pueden estar sintiéndose más solas o más frágiles y enviarles un mensaje o hacerles una llamada para saber cómo se encuentran. Y pensemos también que es un buen momento para entrar en contacto con personas queridas con las que hacía meses que no hablábamos, porque nuestro tiempo antes iba demasiado deprisa y no nos dejaba hueco para nada. Aprovechemos el momento de recuperar a nuestros amigos y familiares. Eso hará que nos sintamos mucho mejor.

• También es recomendable participar en los actos públicos que se llevan a cabo desde los balcones y ventanas, como el aplauso colectivo diario, a las 8:00 horas, a nuestro personal sanitario. En este tipo de actos, que agrupan a toda la comunidad, debemos evitar gritar consignas de tipo político, religioso o de exacerbación de espíritus nacionalistas. El coronavirus no tiene ideología ni nacionalidad. Si queremos gritar o cantar, busquemos algo que sea universal, referente a toda la humanidad, sin colores, religiones o razas.

Favorece la convivencia positiva y fomenta el enriquecimiento de la vida comunitaria

No debemos realizar actividades ruidosas o molestas en ningún momento, y mucho menos en las horas nocturnas. Si algo estamos empezando a valorar casi todas las personas que permanecemos en confinamiento, es, precisamente, el silencio, la tranquilidad, la calma que se ha apoderado de las grandes ciudades. Ahora se escucha el canto de los pájaros, el repiqueteo de las gotas de lluvia en los cristales, e incluso el balanceo de las ramas y las hojas de los árboles cercanos. Por ello, debemos mantener nuestros televisores o equipos de música con el volumen bajo o utilizar cascos.

• Es posible que algunos de nuestros vecinos, por razones de edad, discapacidad o enfermedad, no puedan salir a la calle a realizar sus compras de alimentos o productos farmacéuticos. Ha llegado el momento de sentirse útiles y de reforzar lazos de solidaridad y empatía. Llámalos para ofrecerte o pon un anuncio en el portal o en los descansillos. Alienta a tus hijos jóvenes o adolescentes a que se ofrezcan. Y si realizas estas actividades de ayuda, recuerda en todo momento cumplir estrictamente con las medidas de prevención establecidas.

leer lectura ninos pixabayCon las personas con las que compartimos domicilio, recordemos siempre todo lo que nos une a ellas, y no los que nos cansa o nos irrita de ellas. La convivencia no es fácil, incluso con los seres más queridos, pero cuando nos vemos en una situación de convivencia obligada las 24 horas del día, pueden saltar chispas por doquier. Así que pensemos siempre en la razón última por la que nos encontramos conviviendo con esas personas, es decir, el amor y los sentimientos afectivos que nos unen a ellas. Cultiva la paciencia, el no saltar a la primera de cambio (ni a la segunda ni siquiera a la tercera); piensa que para todos es difícil y nueva la situación. Para esos momentos en los que parece que una discusión está a punto de estallar, podemos tener preparadas frases que destensionen y hagan aflorar el sentido del humor, recuerdos de anécdotas comunes vividas juntos en el pasado, historias familiares divertidas, etc.

Especial mención en este apartado de la convivencia merecen los adolescentes: sería recomendable que se encargasen, en la medida de lo posible, de tareas que impliquen salir a la calle, como hacer la compra o pasear a las mascotas.

Aun así, puede que te sientas sin fuerzas, que te desgastes, que no puedas alejar los pensamientos negativos, el miedo o la rabia; entonces no dudes en pedir ayuda. Reconocer que estás mal es el primer paso. Pide ayuda en tu entorno y, si lo consideras necesario, solicita también asistencia psicológica.

 ACCESO A UN CURSO DE CRUZ ROJA EN ABIERTO CON RECOMENDACIONES PARA MANTENER EL BIENESTAR EMOCIONAL 

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.