Ante la ola de calor prevista para los próximos días, el Ministerio de Sanidad ha querido recordar las recomendaciones sanitarias frente a las temperaturas extremas. La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología es que se produzca un ascenso progresivo de las temperaturas máximas y mínimas, una situación que se prolongará hasta el domingo.

Publicado en Servicios Sociales

Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología apuntan a una subida de temperaturas desde hoy que se ira recrudeciendo hasta el domingo, marcando hasta 45 grados en ciudades como Córdoba, y por encima de los 40 en la mitad de sur, aunque en el centro también se superarán los 35º. Umbrales que suponen riesgos para la población que pueden provocar problemas de salud derivados de las altas temperaturas, tanto por las conocidas como “olas de calor”, como por la acumulación de varios días calurosos de forma consecutiva.

Publicado en Servicios Sociales

Las elevadas temperaturas pueden causar graves lesiones entre los colectivos más vulnerables. "Los niños, sobre todo los bebés por debajo de un año de vida, son uno de los grupos más sensibles a sufrir daños provocados por los golpes de calor", según explica la doctora Reyes Novoa, miembro del Comité de Promoción de la Salud de la Asociación Española de Pediatría (AEP), que ha publicado en su web EnFamilia una serie de recomendaciones para tener un verano saludable.

Publicado en Pacientes de cerca

Un menor que permanezca solo en un vehículo durante tan solo 10 minutos seguidos a una temperatura exterior cercana a los 25 grados tiene muchas posibilidades de sufrir un golpe de calor, una circunstancia que se manifiesta con mareos, vómitos, dolor de cabeza y taquicardia, que es más frecuente entre los niños que los adultos y que se repite con mucha frecuencia cuando llegan los meses de mayor calor. 

Publicado en Pacientes de cerca

Con la llegada del verano y la previsión del aumento de la temperatura para este fin de semana, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología recuerda que los mayores son las personas que corren más riesgo de sufrir un golpe de calor, al responder peor a las temperaturas extremas y porque la sensación de sed en ellos es menor y suelen olvidarse de beber, por lo que no demandan el agua que necesitan y la rapidez de la deshidratación es mayor. 

Publicado en Profesionales