Vademecum Por S. A. D. Martes, 07 Abril 2020 10:51
RUTINA INFORMÁTICA

Detección, monitorización, pronóstico de mortalidad y riesgo clínico en COVID-19. Inclusión de CONUT

El Dr. José Ignacio de Ulíbarri aconseja tener en cuenta "esta herramienta sencilla y útil" en los protocolos "para ayudarse en la toma de decisiones con mayor seguridad y rapidez"

Vote este artículo
(0 votos)

El Dr. José Ignacio de Ulíbarri aconseja tener en cuenta el uso de CONUT® en los protocolos COVID-19, como herramienta sencilla y útil para ayudarse en la toma de decisiones con mayor seguridad y rapidez para el mejor manejo y solución de situaciones clínicas muy delicadas.

"Quiero recordar a los compañeros que se enfrentan a la pandemia que, en varios hospitales españoles, tenemos instalada en los sistemas informáticos de laboratorio una aplicación que controla el riesgo clínico de los pacientes asistidos y sometidos a control clínico que incluye un simple perfil básico de control analítico ordinario, porque considero que puede resultar útil en varios momentos del control de la evolución del paciente afectado por la COVID19 mediante las siguientes utilidades:

Detección prediagnóstico, alertando de la alteración por baja de la homeostasis del medio interno y, con ello, del riesgo clínico.
Monitorización de la evolución con gran sensibilidad.
Predicción de evolución y resultados finales.

Son tres facetas del curso clínico de la enfermedad en las que esta sencilla herramienta puede prestar muy útiles servicios al profesional con total eficiencia, tanto a nivel hospitalario como ambulatorio. En estos días, se habla mucho de que uno de los problemas con la pandemia es la detección o confirmación del comienzo de la enfermedad. Mi sincera felicitación y agradecimiento a cuantos están batallando en este duro y difícil frente, en la confianza de que les ayude".

La seguridad la da el hecho de estar manejando datos objetivos, de manejo rutinario y automático, que informan simultáneamente sobre la evolución de la gravedad de paciente y su tendencia de futuro. Además de lo ocurrido, estos datos informan rápidamente de lo que va a ocurrir en pocos días, antes de que se sepa por los cambios en la semiología clínica que usamos normalmente en la práctica.

En el aspecto operativo, es una sencilla rutina informática que se implementa en el sistema informático del laboratorio de Análisis Clínicos y, siempre que se haya incluido en la solicitud del análisis los parámetros albumina, colesterol total y linfocitos totales, desarrolla un algoritmo y expone automáticamente en el informe el nivel de gravedad, el grado de Riesgo Clínico expresado por la composición del Medio Interno, pesebre de las células.

En el aspecto de control nutricional de la célula, refleja la desviación del equilibrio de homeostasis del medio interno. Como reflejo del funcionamiento del sistema inmunitario, la concentración plasmática de linfocitos totales refleja la capacidad del sistema linfático para reaccionar ante la mayor demanda de proliferación celular.

No se ha publicado nada hasta ahora del empleo, en este proceso vírico, de métodos de control predictivo, pero sus características lo perfilan como idóneo para usar en procesos de esta naturaleza por múltiples razones:

• Sencillez, al estar ya incluido en los elementos disponibles en el protocolo.
• No incrementa actividad del médico ni de otro personal sanitario.
• No incomoda al paciente.
• Válido en hospital y ambulatorio.
• Válido en cualquier edad adulta.
• Apoya y refuerza la interpretación del resto de pruebas clínicas.
• Acorta tiempos de observación al anticipar resultados. 
• Ayuda a la toma de decisiones.
• Sensibilidad, objetividad, fiabilidad, rapidez, predictividad. Eficiencia.
• En el balance de estabilidad/riesgo, abarca el efecto positivo del tratamiento frente al negativo de las enfermedades existentes o añadidas a lo largo del proceso, sus complicaciones y los efectos secundarios de la terapia.
• Por supuesto, monitoriza la situación nutricional.

En síntesis, el Dr. Ulibarri considera que es una herramienta a incluir en los protocolos de tratamiento de pacientes en estudio y tratamiento por COVID-19, tanto a nivel Medicina Especializada como en Atención Primaria, porque mejora la calidad asistencial, refuerza la capacidad de decisión del médico y aporta un importante dato en los estudios evolutivos y epidemiológicos

Actualmente, es ampliamente utilizado como Indicador Pronóstico de Riesgo Clínico en las más variadas enfermedades y aplicaciones clínicas y terapéuticas.

"Considero que estamos en el momento oportuno de reforzar el protocolo de actuación contra la COVID-19 con una herramienta que aporta mucho y no complica ni gasta nada y, además, está implementada ya en bastantes laboratorios de Análisis Clínicos para uso en docencia e investigación", indica.

Sobre CONUT®

CONUT® fue desarrollado en el Hospital Universitario de la Princesa para la detección presintomática de las consecuencias de las enfermedades y su tratamiento, a nivel nutrición celular, que conocemos como Desnutrición Clínica, para cuya detección precoz lo generamos, aunque actualmente preferimos denominarlo Trofopatía Clínica, más expresivo de la naturaleza del problema que analiza: la alteración del trofismo celular por la enfermedad y el tratamiento.

Su gran sensibilidad permite la monitorización del riesgo clínico o gravedad del paciente mediante la captación de los cambios (positivos o negativos) logrados con el tratamiento o los producidos por el propio proceso o las comorbilidades.

El método funciona para aquellos fines, pero en los últimos años también se ha manifestado como un eficaz índice pronóstico de riesgo clínico, con una gran capacidad predictiva para resultados finales del episodio clínico, como la mortalidad. Esto lo hace también útil para la toma de decisiones en la previsión de resultados finales, al igual que en la detección precoz o en la monitorización.

Son muchas las publicaciones que atestiguan la utilidad de Conut® como una sencilla herramienta que actúa como marcador biológico para la monitorización del curso clínico y preconización de los resultados finales previsibles, como las expectativas de gravedad o mortalidad corroborados en múltiples patologías y procesos terapéuticos.

 

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.