Imprimir esta página
Vademecum Por S. A. D. Miércoles, 09 Octubre 2019 12:01
CALIDAD Y SEGURIDAD

La importancia en la limpieza y desinfección del material hospitalario

Si no se lleva a cabo una correcta limpieza y desinfección del material sanitario, es probable que aumenten las posibilidades de que los pacientes contraigan infecciones

Vote este artículo
(0 votos)

No solo es importante adquirir un material hospitalario de calidad para disfrutar de las mejores garantías de uso. La limpieza y desinfección de dicho material hospitalario es una de las tareas más imprescindibles que se suelen llevar a cabo dentro de cualquier centro sanitario que se precie.

Las labores de limpieza y desinfección del material hospitalario deben realizarse prácticamente todos los días. Una labor que no solo debe quedarse ahí, sino que, a través de la misma, se llega hasta la esterilización de los instrumentos. De no cumplir con estos trámites, es probable que aumenten las posibilidades de que los pacientes contraigan infecciones o diferentes enfermedades.

Material hospitalario de calidad

El material hospitalario de calidad es muy importante para que los profesionales sanitarios puedan desarrollar plenamente su labor médica. DH Material Médico es una de las mejores empresas a nivel nacional en este sector. Sus 25 años de experiencia y la calidad de su material e instrumental médico y sanitario así lo avalan.

DH Material Médico suministra productos para disciplinas médicas como la cirugía estética, la cirugía plástica y reparadora, dermatología, traumatología, vascular, pediatría, reumatología, urología, ginecología y obstetricia, fisioterapia, etc.

Una empresa con un catálogo muy amplio y variado para poder así dotar al centro, clínica, hospital o consulta médica del material sanitario más adecuado. Y es que, en un ámbito como este, en el que está en juego la salud de las personas, lo mejor es confiar siempre en la más alta calidad y en la plena garantía de seguridad y confianza.

La limpieza y desinfección del material hospitalario

Es probable que cada centro hospitalario tenga una serie de normas internas para llevar a cabo la limpieza y desinfección de su material. No obstante, hay unos procedimientos que, por lo general, siempre se cumplen en todos los centros.

La limpieza manual está entre los métodos más utilizados. Para ello, se utilizan cepillos externos o internos, esponjas, paños, duchas de mano, pistolas a presión, etc. Un tipo de limpieza natural y que se ha empleado desde siempre.

Ahora está muy de moda, en cambio, la limpieza mediante limpiadores ultrasónicos. A través de este método, los materiales se introducen en una cubeta con una sustancia limpiadora que genera ultrasonidos a partir de ondas eléctricas.

También se suelen emplear lavadoras desinfectadoras automáticas, que funcionan de manera muy similar a los lavavajillas. Estas máquinas limpian y desinfectan el material hospitalario, incluyendo en algunos casos hasta el propio secado. Dentro de los hospitales, es probable que existan también los túneles de lavado, ya que resultan ideales para lavar y desinfectar una gran cantidad de material y utensilios.

Limpieza, desinfección y esterilización, ¿qué se realiza en cada caso?

La limpieza tiene como principal objetivo eliminar la suciedad y la materia orgánica del material hospitalario. Pero, a su vez, también es la tarea que hará que disminuya la carga y presencia de los microorganismos, impidiendo que estos se diseminan. Una limpieza que, por otra parte, debe realizarse lo antes posible.

La desinfección, por su parte, es un proceso que elimina todos los microorganismos patógenos. No obstante, hay que señalar que con esta tarea no se hacen desaparecer todas las formas microbianas.

Al desinfectar, lo que se hace básicamente es sumergir el material ya limpio y seco en la solución desinfectante. Una vez allí, se deja actuar durante el tiempo necesario indicado por el fabricante para eliminar los posibles microorganismos. Por último, se aclara el material con agua y se seca.

Por último, la esterilización sí es el procedimiento capaz de eliminar tanto los microorganismos patógenos como las formas microbianas. Cada material tiene un proceso de esterilización propio que todo especialista debe conocer.

Las normas básicas establecen que siempre hay que empezar con una limpieza a fondo del material. Los profesionales que se encarguen de esta limpieza tienen que manipular el material con guantes de goma. Una vez limpio, hay que pasar al proceso de secado, ya que, de lo contrario, la humedad puede provocar la aparición de nuevos microorganismos.

También hay que tener en cuenta que existen materiales que requieren de esterilización, desinfección o solo limpieza. Cada uno de ellos tendrá un proceso diferente e independiente; por eso resulta de vital importancia que el profesional médico y sanitario esté perfectamente formado en materia de limpieza de los instrumentos sanitarios.

Por esta razón, existen diferentes guías que van dirigidas a centros hospitalarios y de Atención Primaria para que en todos ellos se desarrollen procedimientos similares en materia de limpieza, desinfección y esterilización.

En definitiva, antes de cualquier proceso de desinfección y esterilización del material hospitalario hay que llevar a cabo una labor de limpieza exhaustiva. Son los propios profesionales sanitarios los que precisamente deben conocer los procedimientos de limpieza y desinfección que se han de realizar con estos materiales.

 

Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Para encontrar más información, sigue el siguiente enlace Política de cookies.