Vademecum Por S. A. D. Viernes, 26 Octubre 2018 18:00
consejos

Los beneficios del juego para la salud

Juegos y videojuegos han estado en el punto de mira de la salud durante muchos años, pero se han ido descubriendo diversas bondades que derivan de su uso responsable y mesurado

Vote este artículo
(0 votos)
Los beneficios del juego para la salud pixabay.com

Juegos y videojuegos han estado en el punto de mira de la salud durante muchos años, pero se han ido descubriendo diversas bondades que derivan de su uso responsable y mesurado de ambos. 

No cabe duda de que los juegos de mesa y los videojuegos mejoran la concentración, al menos la capacidad de centrar nuestra atención en algo que nos está estimulando y resultando agradable. Según muchos psicólogos, la concentración es como un músculo, necesita ejercitarse. En el caso de personas con déficit de atención ya se usan juegos de mesa para ayudarles a mejorar su capacidad de concentración.

Por otro lado, un estudio alemán afirma que, si juegas durante 30 minutos a videojuegos, tu materia gris aumenta en el hipocampo derecho y en el cerebelo. Curiosamente, estas áreas son las encargadas de estimular la memoria y el pensamiento estratégico. Y si hablamos sobre estrategia, en lo que respecta a juegos de mesa, el póker ha demostrado, junto al ajedrez, ser capaz de estimular nuestra creatividad y, de nuevo, nuestro pensamiento estratégico.

De hecho, el aumento de estas dos capacidades del ser humano conlleva, posteriormente, aplicaciones muy prácticas para nuestra vida cotidiana y laboral. Además, con el auge de plataformas digitales accesibles, es fácil encontrar un grupo de personas con las que jugar y potenciar estas cualidades.

También existen diversos estudios que relacionan la reducción de estrés y ansiedad con jugar a diferentes tipos de juego regularmente. El juego nos permite dejar a un lado nuestros problemas y centrarnos en disfrutar, en jugar, una necesidad fundamental e instintiva del ser humano.

ajedrez okCuriosamente, estos descensos en los niveles de estrés, y de las hormonas que libera nuestro cuerpo al ser sometido a este estrés (cortisol, glucagón, hormonas sexuales, progesterona…), pueden traducirse en un aumento de la longevidad y la calidad de vida. A estas alturas está absolutamente demostrado que el agotamiento físico, mental y emocional se traduce en una vida más corta y llena de enfermedades de diversa índole. Tomarse un descanso, echar una partida a un juego de mesa, a la videoconsola o al ordenador, con tu familia o con tus amigos, puede cambiar drásticamente el curso de tu vida.

Muy unida a estos estados físico-mentales, está la reducción de los llamados “estados de conflicto”. No cabe duda que llevar vidas así de estresantes nos conduce, en numerosas ocasiones, al conflicto, a trasladar esa ansiedad a nuestras relaciones personales. Los juegos son el antídoto perfecto para atajar tendencias violentas y son magníficos catalizadores de la socialización positiva. En lugar de caer en la preocupación, la ira o el miedo, canaliza tus inquietudes y tu competitividad. Muchos juegos de mesa nos dan la oportunidad de luchar, de entrar en conflicto, siempre desde una perspectiva sana y positiva. Además, nos ayudan a crear vínculos y a fortalecer nuestras relaciones personales.

Y es que los juegos son un excelente medio de socialización y adquisición de valores. Puede que a algunas personas les cueste entender esto, pero probablemente es porque no se han sumergido por completo en el mundo del juego. Los juegos nos ayudan a conocernos a nosotros mismos, a construir representaciones del mundo y de las normas sociales; además, a la hora de transmitir e interiorizar valores, la práctica es siempre mejor que la teoría.
Por último, pero no menos importante, los juegos nos ayudan a fortalecer nuestra autoestima. Durante el juego, se activan los recursos y capacidades de cada jugador, convirtiéndose en mecanismos de reconocimiento y autoafirmación. El juego nos permite conocernos mejor, ver nuestras fortalezas y debilidades y construir nuestra autoestima… y, cómo no, esto nos ayuda a pasárnoslo en grande. Si hay algo que defina bien al juego es el placer, la alegría que produce ganar, o incluso simplemente jugar.

Es muy importante introducir, de una manera o de otra, los juegos en nuestra vida, pues nos ayudarán a llevar una rutina más saludable y nos ayudarán a vivir mejor.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.