Imprimir esta página
Vademecum Por S. A. D. Viernes, 07 Febrero 2020 11:41
dermatología

Los problemas de la piel que más nos preocupan

Celulitis, acné, melasma, eczemas o rosácea deben ser tratadas por un especialista para evitar lesiones o agravamiento de estos problemas cutáneos

Vote este artículo
(0 votos)
El rostro de la mujer puede enfrentarse a diferentes problemas, como acné o rosácea. El rostro de la mujer puede enfrentarse a diferentes problemas, como acné o rosácea. pixabay.com

El cuidado de la piel es una parte esencial en la vida de una mujer. Todas aspiran a tener una piel sin imperfecciones; sin embargo, en numerosas ocasiones, debido a la genética, el envejecimiento, el clima, la dieta y el estrés, la salud de la piel puede sufrir.

Las condiciones de la piel pueden afectar a cualquiera: jóvenes y ancianos, con buena o mala salud, y sea cual sea tu tipo de piel. Y debido a que la piel es el órgano más grande del cuerpo, los efectos de sus trastornos son tan psicológicos como físicos.
La buena noticia, es que hay varias maneras de mantener la piel sana, y ahora también hay muchas opciones disponibles para tratar las condiciones de la piel si se utiliza un tratamiento adecuado cuando es necesario. A continuación se presentan algunos de los problemas comunes de la piel a los que se enfrentan las mujeres:

Celulitis

Es una de las condiciones con más incidencia en las mujeres, ya que prácticamente el 90% de la población femenina ha tenido, tiene o tendrá celulitis. Este problema se debe a que las células grasas agrandadas empujan el tejido conectivo, por lo que su aspecto es como la piel de naranja: rugosa y con hoyuelos. 

Se presenta en aquellas zonas que más grasa acumulan, como los muslos, las nalgas, y el abdomen. Una dieta saludable, hacer ejercicio y beber cantidad suficiente de agua ayudan, pero si la celulitis es un problema genético, poco se puede hacer para eliminarla completamente.

Por eso, no es de extrañar que sea uno de los problemas que más preocupan a las féminas, como mencionan en menorcaaldia.com, sobre todo cuando llega el buen tiempo y nos empezamos a quitar ropa y a enseñar piel.

Acné

El acné es uno de los trastornos de la piel más común en las mujeres. Normalmente se ve en adolescentes, sin embargo, su incidencia cada vez aumenta más en personas adultas. Se debe a un desajuste en las glándulas sebáceas de la piel, que a menudo se desencadena por cambios hormonales, aunque la falta de limpieza también lo puede favorecer.

El término acné se utiliza no sólo para definir las espinillas faciales, también incluye los puntos negros, quistes y nódulos. Estos dos últimos son más graves, porque se forman en la profundidad de la piel y pueden causar cicatrices.

Y aunque aparece con mayor frecuencia en la cara, el cuello, los hombros, el pecho y la espalda, algunas personas pueden tener acné también en otras partes del cuerpo.

El embarazo puede empeorar el acné y también puede eliminarlo. El estrés puede desencadenar la condición y hacer que la misma empeore. El tratamiento del acné debe ser realizado por un dermatólogo porque si no se trata, produce cicatrices permanentes y manchas faciales oscuras.

Melasma

El melasma (manchas faciales) es una de las condiciones más comunes entre las mujeres. El sol es uno de los principales causantes de las manchas, aunque también hay un componente genético. Las manchas marrones aparecen en las mejillas, la frente, el puente de la nariz, por encima de los labios superiores y el mentón, aunque también puede aparecer en otras partes del cuerpo.

La protección solar es imprescindible en estos casos, así como el uso de productos despigmentantes.

Eczema

Hay tres formas comunes de eczema. La dermatitis atópica es la más común y se observa más a menudo en los niños. Entre el uno y el tres por ciento de los adultos, en comparación con el 10 y el 20 por ciento de los niños, padecen esta enfermedad genética crónica, que provoca erupciones con picor, sobre todo en los codos y detrás de las rodillas.

La dermatitis alérgica por contacto comienza a manifestarse en la edad adulta, y es causada por factores ambientales, como algunas sustancias químicas, los perfumes y los metales de las joyas. Y por último, la dermatitis numular tiene el aspecto de manchas rojas y escamosas en forma de moneda debido a la sequedad. Esto puede causar mucha comezón.

En todos los casos, el tratamiento pasa por una correcta hidratación de la piel, para reparar la barrera cutánea y evitar la resequedad que puede empeorar el problema.

Rosácea

Muchas personas tienen rosácea, pero la mayoría de ellas no lo saben. La rosácea puede presentarse de diferentes maneras. Puede aparecer como un rubor rosado o rojo, o vasos sanguíneos dilatados solos, o con bultos llenos de pus o con bultos rojos más profundos. También puede causar engrosamiento y agrandamiento de la piel, generalmente alrededor de la nariz.

Es más común en las mujeres de piel clara entre los 30 y 50 años, aunque puede ocurrir a todas la edades y en todo tipo de pieles. La rosácea puede empeorar con la exposición a ciertos factores como las temperaturas calientes o frías, la luz del sol, el alcohol, las comidas picantes, el estrés y el ejercicio intenso.

Si crees que puedes tener un problema de la piel o necesitas aprender a cuidar mejor tu piel, puedes consultar con un dermatólogo. Los problemas de la piel pueden ser difíciles de diagnosticar porque muchas condiciones tienen síntomas similares. Una evaluación es clave para un tratamiento efectivo.

 

Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Para encontrar más información, sigue el siguiente enlace Política de cookies.