Si trabajas sentado y pasas muchas horas en la misma posición acabarás sufriendo alguna molestia en la espalda. Este tipo de dolencias han aumentado con el teletrabajo. En buena medida porque el diseño de las sillas que tenemos en casa no siempre responde a criterios ergonómicos.

Publicado en Vademecum