La solicitud de una pensión de incapacidad permanente puede estar basada en una patología o en una lesión, como causas que impiden trabajar en mayor o menor medida. Pero este tipo de prestación de la Seguridad Social no se concede solamente por el hecho de padecer una patología determinada o haber sufrido una lesión. La clave para que una persona sea tributaria de una invalidez es el conjunto de síntomas, secuelas y limitaciones que la dolencia le genera. El director del despacho Campmany Abogados, Jorge Campmany, aclara este punto para Salud a Diario. Y explica la diferencia entre una enfermedad común y una profesional, así como el papel que pueden jugar las consecuencias de una negligencia médica.

Publicado en Vademecum

La sanidad acapara las reclamaciones presentadas ante el Consejo Consultivo de Castilla y León, aunque sólo se han estimado 19 de las 129 presentadas durante 2018, según el balance de actividad del pasado año.

Publicado en Pacientes de cerca

El Juzgado de Primera Instancia nº 23 de Barcelona ha dictado una sentencia en la que condena al Servicio Catalán de la Salud por negligencia médica tras una demanda contra el Hospital Clínic de Barcelona por el contagio de meningitis de una bebé prematura durante su ingreso en Neonatología. El fallo judicial determina que la infección fue debida a las deficientes medidas de precaución adoptadas por el centro sanitario.

Publicado en Hospital
Cuando se produce una deficiente asistencia médica, que genera lesiones o incluso el fallecimiento del paciente, se debe reclamar ante los tribunales. Las consecuencias de una negligencia médica rara vez pueden ser subsanadas a nivel de salud, pero los afectados y/o sus familias tienen el derecho de ser indemnizados por ello.
 
Publicado en Opinión