Desde pequeños oímos que nos dicen eso de “siéntate bien”, “camina erguido”, “pero si es que vas encorvado” y frases por el estilo. No, no son cosas de viejos ni advertencias propias de abuelas; está comprobado que si nos habituamos a las buenas posturas nuestra salud general mejora.

Publicado en Vademecum

Si trabajas sentado y pasas muchas horas en la misma posición acabarás sufriendo alguna molestia en la espalda. Este tipo de dolencias han aumentado con el teletrabajo. En buena medida porque el diseño de las sillas que tenemos en casa no siempre responde a criterios ergonómicos.

Publicado en Vademecum