La prevención es fundamental para mantener una calidad de vida adecuada y evitar lesiones graves. Sobre todo cuando las personas envejecen, ya que el avance de la edad tiene entre sus consecuencias un debilitamiento de la musculatura y de los huesos.

Publicado en Vademecum