Centros de salud Por S. A. D. Miércoles, 08 Agosto 2018 12:21
ATENCIÓN PRIMARIA

Satisfacción en Simecal por el respaldo a la huelga de médicos interinos, a pesar del "boicot" de la Junta de Castilla y León

Entre los convocantes existe una gran indignación contra los compañeros que no secundan los paros "por cobardía"

Vote este artículo
(0 votos)

Ya se sabe que en las huelgas, como en las manifestaciones, las matemáticas dejan de ser una ciencia exacta y los datos dependen de quién maneja la calculadora con la que se miden. La utilizada por la Consejería de Sanidad de Castilla y León para estimar la participación en los paros indefinidos convocados por el Sindicato Médico de Castilla y León (Simecal) concluye que el seguimiento no ha hecho más que bajar desde el 1 de agosto, y este miércoles lo sitúa en el 9,59%.

Mientras, el sistema de cálculo que emplean los convocantes mantiene el respaldo medio en torno al 50%, lo que lleva al representante de la organización, Fernando Gutiérrez, a asegurar que el balance de la primera semana de movilizaciones es "satisfactorio", a pesar de que la Administración sanitaria "esté tratando por todos los medios de boicotear la huelga".

El presidente de Simecal insiste en que la Gerencia Regional de Salud y algunos coordinadores de los equipos de Atención Primaria "no están respetando el derecho a la huelga" y obligan a los profesionales que cumplen servicios mínimos (un 30%) a atender sus cupos habituales de pacientes e incluso a desplazarse a los consultorios rurales, en lugar de permanecer en los centros de salud de referencia para garantizar exclusivamente la asistencia urgente o la requerida por pacientes crónicos con consultas que no pueden demorarse. También que asignan servicios mínimos a facultativos que saben que están apoyando la huelga. "No me pilla por sorpresa", sostiene Gutiérrez, a quien tampoco le extraña la radical diferencia de cifras que existe a la hora de informar sobre el apoyo a los paros indefinidos.

"A pesar de que los principales afectados por la situación que nos ha llevado a la huelga son los médicos funcionarios interinos -unos 730 en Castilla y León-, nosotros entendemos que la convocatoria está dirigida a toda la plantilla oficial -alrededor de 2.300 médicos de Atención Primaria-, porque entre nuestras reivindicaciones se incluyen cuestiones que nos afectan a todos, como la carrera profesional, aunque sí es cierto que el seguimiento es mucho mayor entre los funcionarios interinos. Pero está claro que no utilizamos los mismos parámetros", explica el presidente de Simetical.

Simecal huelga VILos que usa la Junta para estimar el respaldo "tienen en cuenta exclusivamente los facultativos que podrían ejercer su derecho a la huelga, y no se incluyen, por tanto, los profesionales encargados de los servicios mínimos y tampoco los que se encuentran de vacaciones o permiso". Con estos criterios, las cuentas oficiales dan como resultado estos datos referidos a la jornada de mañana de este miércoles: "Los servicios mínimos establecidos han sido de 576 profesionales, y otros 1.095 médicos de Familia han acudido a su puesto de trabajo. En resumen, 1.671 facultativos han trabajado con normalidad y 105 han ejercido su derecho a la huelga" (en la imagen, los datos por provincias).

Numerosos municipios sin consulta

Para el representante del Sindicato Médico de Castilla y León, sin embargo, más allá de esta irreconciliable guerra de cifras lo que importan son las consecuencias de la movilización, puesto que la huelga, unida al importante número de profesionales que están de vacaciones o de baja sin sustituir, está dejando a decenas de localidades "sin consulta" y a miles de ciudadanos afectados. Fernando Gutiérrez explica que ésta es la realidad con la que se está encontrando Simecal en el análisis que cada día realizan sus representantes "área de salud por área de salud". Cita como ejemplos algunas zonas, como Robleda, donde este miércoles hay "10 pueblos sin consulta", Béjar (11 pueblos), Aldeadávila (6), La Bañeza, "donde hay seis médicos pasando consulta, cuando tenía que haber 18", o Cantalejo, con "22 pueblos sin consulta".

"Ésta es la radiografía que estamos viendo en la zona rural con nuestro sondeo área por área: plantillas diezmadas en pleno mes de agosto por la huelga y por vacaciones y bajas sin sustituir, y si no fuera por los servicios mínimos se produciría una verdadera desasistencia por la absoluta dejadez de la Adminisitración", señala el presidente de Simecal, un sindicato que con estas movilizaciones trata de frenar "el proceso de estatutarización" impulsado desde la Junta de Castilla y León y exigir la convocatoria de un proceso extraordinario de consolidación de plazas mediante concurso de méritos para profesionales funcionarios que en muchos casos superan los 20 años de interinidad.

Sin respaldo sindical

Esta demanda es, precisamente, la que ha llevado a la mayoría de los sindicatos representantados en la Mesa Sectorial de Sanidad de Castilla y León a expresar su desacuerdo con las reivindicaciones de Simecal por considerar que un proceso extraordinario de consolidación de empleo basado sólo en los méritos no se ajusta a la legalidad y supone "un importante agravio comparativo con quienes a lo largo de estos años se han esforzado en prepararse las distintas oposiciones convocadas".

Gutiérrez niega estas consideraciones, y recuerda que desde que en 2003 se creó la figura del médico de Área para englobar a los antiguos "médicos de refuerzo" éstos no han tenido opción de estabilización laboral, y sostiene que los funcionarios interinos llevan "12 años sin oposiciones, desde la OPE de 2005, en la que se convocaron 273 plazas".

Indignación por la falta de apoyo entre los "compañeros"

Aparte del prácticamente nulo respaldo a los paros por parte del resto de sindicatos -sólo USAE se desmarcó en Mesa Sectorial de la postura contraria a la huelga-, parece que dentro del colectivo de médicos funcionarios interinos el apoyo tampoco es total, algo que molesta sobremanera en el seno de Simetical. Según ha podido saber Salud a Diario, la indignación es mayúscula contra los facultativos que no están secundando la huelga, a los que algunos representantes del sindicato critican "por su cobardía", advirtiéndoles de que si la movilización llegara a fracasar sería, en buena parte, responsabilidad suya.

En este sentido, fuentes consultadas por este periódico confirman que se han vertido duros reproches hacia "los compañeros ausentes que siguen acudiendo a trabajar" a pesar de la huelga y de sufrir la situación precaria que denuncia la organización sindical, algo que algunos consideran "una traición absoluta".

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.