Hospital Por Martes, 15 Enero 2019 13:49
reunión del proyecto harmony

El hospital de Salamanca, muy cerca de ser uno de los elegidos para la fabricación de células CAR en leucemias y linfomas

El servicio de Hematología, que lidera el mayor estudio europeo de big data en cáncer, ha pasado con éxito las dos primeras auditorías para ser incluido en el Plan Nacional

Vote este artículo
(0 votos)
Reunión de expertos en torno al proyecto Harmony, en el hospital de Salamanca. Reunión de expertos en torno al proyecto Harmony, en el hospital de Salamanca.

El Servicio de Hematología de Salamanca, considerado el segundo mejor de España, está a un paso de subir otro escalón de excelencia en su labor asistencial, al haber superado ya con éxito las dos primeras auditorías y estar pendiente solo de una tercera, para ser incluido como centro de referencia en la fabricación de células CAR que modifican los propios linfocitos del paciente para administrarlos como medicamento en leucemias y linfomas, tal y como recoge el Plan Estratégico de Terapias Avanzadas relativo a los medicamentos CAR (Chimerich Antigen Receptor), aprobado por el Gobierno el pasado mes de noviembre.

El propio consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, que ha participado esta mañana en el encuentro de expertos organizado por DiarioFarma sobre Resultados en salud: la coordinación del proyecto Harmony en el Clínico de Salamanca, ha señalado que "tenemos la seguridad de que este hospital va a participar en esta primera experiencia nacional de producción de células CAR", lo que supone en "cierta manera competir con la industria frarmacéutica en la fabricación de estos tratamientos, algo muy importante desde el punto de vista del peso de la sanidad pública y que pone de manifiesto la importancia de este Servicio de Hematología".

El Ministerio de Sanidad ya ha aprobado la financiación para la primera terapia celular CAR-T industrial en el Sistema Nacional de Salud (SNS) para tratar la leucemia linfoblástica aguda (LLA) de células B refractaria, en recaída post trasplante o en segunda o posterior recaída en pacientes pediátricos y adultos jóvenes de hasta 25 años de edad, y para la indicación de Linfoma B difuso de célula grande (LBDCG), en recaída o refractario tras dos o más líneas de tratamiento sistémico en pacientes adultos. Tratamientos en los que el hospital de Salamanca tendrá un papel destacado dada su posición de liderazgo en enfermedades hematológicas malignas.

Precisamente, la reunión de trabajo que se ha celebrado hoy ha girado en torno al proyecto Harmony, coordinado desde el hospital de Salamacna y el Ibsal junto al hospital de La Fe de Valencia, en lo que supone el mayor estudio financiado por la Unión Europea en un consorcio público-privado con un presupuesto de 40 millones de euros para la aplicación del big data en el estudio de diferentes tipo de cáncer hematológico.

54 instituciones europeas

Como recordó el consejero, se trata de analizar millones de datos de miles de pacientes de toda Europa gracias la colaboración de 53 instituciones y entidades públicas y privadas, desde servicios de Hematología de hospitales, universidades, centros de investigación, industria farmacéutica, industria tecnológica y organismos evaluadores, como la Agencia Europea del Medicamento y la Agencia Española, además de asociaciones de pacientes y sociedades científicas de hematólogos, "todos los que tienen algo que ver con el cáncer hematológico, para colaborar en la extracción de información con el objetvo de identificar mejores tratamientos y poder agilizarlos". 

Por su parte, el doctor Marcos González, jefe del Servicio de Hematología del Hospital de Salamanca, aseguró que el proyecto ya está en una "fase muy avanzada", teniendo en cuenta que "lo que más cuesta es arrancar, poner las bases para que los millones de datos que se recojan, se puedan clasificar y manejar de forma correcta para obtener conclusiones que puedan beneficiar a otros pacientes".

Un primero paso ya logrado, "de forma correcta, con datos de calidad y contrastados", que permiten ahora empezar a analizarlos en los hospitales y centros participantes, con quienes ya se han formalizado los convenios pertinente. En este contexto, hay avances especialmente relevantes, como en el caso de la leucemia linfoblástica, de muy mal pronóstico, donde ya se cuenta con la información de 5.000 pacientes, "que tienen la secuenciación completa del exoma y las alteraciones moleculares apreciadas para predecir el diagnóstico, la respuesta al tratamiento y para ver si se pueden descubrir nuevas dianas terapéuticas, fármacos que puedan ir dirigidos contra esa alteración molecular".

En definitiva, como concluye el experto, "saber cómo trasladar toda esa información a la vida real de los pacientes, con el objetivo de acelerar y mejorar su tratamientos" contra este cáncer hematológico.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.