Hospital Por Sábado, 11 Noviembre 2017 00:25
NUEVAS MEDIDAS EN LA LUCHA CONTRA EL TABACO en el causa

Cerco a los fumadores en el hospital

Señales verticales y horizontales recuerdan la prohibición de fumar, que puede acarrear multas de 30 euros, aunque en los carteles hayan 'exagerado' un poco hablando de 10.000 euros

Vote este artículo
(1 Voto)
Una mujer fuma debajo de la nueva señal instalada en el recinto hospitalario del Clínico, ayer mismo. Una mujer fuma debajo de la nueva señal instalada en el recinto hospitalario del Clínico, ayer mismo.

El Complejo Asistencial Universitario de Salamanca ha iniciado una serie de medidas para acabar con el mal hábito de fumar, y además ilegal, en el complejo hospitalario. Para ello, no sólo ha renovado los carteles donde se expresa claramente la prohibición legal, sino también ha enviado cartas a los trabajadores y, en un breve plazo de tiempo, empezará con las denuncias.

Se ha avanzado mucho en este ámbito, de eso no hay duda. Porque no hace tanto que hasta los médicos fumaban en sus consultas, y hace mucho menos tiempo todavía, que pacientes y profesionales sanitarios usaban salas destinadas a este hábito poco saludable, e incluso ahora espacios del edificio, detrás de las salidas de emergencia, son utilizados para 'echar el cigarrillo'. 

Clínico tabaco senalMás visible aún, y no por ello menos ilegal, es observar a cientos de fumadores a las puertas de los hospitales Clínico y Virgen de la Vega, y por supuesto, deambulantes con el cigarrillo en la mano por todo el recinto hospitalario. Es un vicio, difícil de abandonar, mucho más en un lugar tan delicado como un hospital, donde quizá alguien de los tuyos se debate entre la vida y la muerte, o tú mismo llevas horas esperando una consulta en Urgencias, pero precisamente por eso, es obvio entender que en un espacio de salud no pueden permitirse conductas que vayan justamente en la dirección contraria.

Basta recordar que el tabaco causa gran parte de los tumores de pulmón y es el principal desencadenante de la EPOC, aunque en general está siempre de trás de la mayoría de las enfermedades respiratorias.

Pero es que además, fumar en el recinto de un hospital es ilegal, tal y como se recoge en la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, modificada y ampliada con la Ley 42/2010, de 30 de diciembre. En ella se expresa claramente la prohibición de fumar en "centros, servicios o establecimientos sanitarios, así como en los espacios al aire libre o cubiertos, comprendidos en sus recintos".

Hacerlo supone una infracción considerada como leve, que será "sancionada con multa de hasta 30 euros si la conducta infractora se realiza de forma aislada". Una infracción que se considerará como grave tras "la acumulación de tres infracciones leves" y entonces la multa ya va desde 601 euros hasta 10.000 euros.

Así se recoge en los carteles verticales gigantes instalados esta semana a la entrada de lo que se considera recinto Virge Vega espaciosinhumohospitalario en el Clínico y en el Virgen de la Vega, aunque en la imagen, quizá por error o por ser más efectivo frente a los fumadores, se avisa de que las multas van desde 601 a 10.000 euros, y no es exactamente así, como se ha explicado en el párrafo anterior. En cualqueir caso, el aviso, que se completa por todo este espacio de salud con pinturas en el suelo, es sólo el primer paso para acabar con el tabaco. 

Pronto empezarán las denuncias y las multas, porque hasta ahora, pese a los viejos carteles donde también se advertía de que el hospital es un espacio sin humo, no se ha conseguido este lógico objetivo.

Además, se han enviado cartas informativas a los trabajadores del centro y se ha comprometido a que los vigilantes de seguridad del hospital, con la colaboración de otros cuerpos de seguridad si fuera necesario, vigilen el cumplimiento de la ley, de forma especial en lo que se refiere a las salidas de emergencia, no sólo por salud, en este caso también por seguridad.

Todas estas medidas del equipo directivo del Complejo Asistencial han sido aplaudidas desde el Servicio de Neumología, desde donde recuerdan también que están a disposición de los pacientes que quieran dejar de fumar y les instan a que acudan a la Unidad de Tabaquismo del Clínico o a su consulta de Atención Primaria.

En este sentido, el jefe del Servicio de Neumología y reconocido experto en la lucha contra el tabaco, Miguel Barrueco, está especialmente feliz con estas iniciativas desde la Gerencia y reconoce que "resulta lamentable ver a trabajadores sanitarios con la bata blanca fumando en el recinto hospitalario". Aún así, es optimista, porque si la Ley Antitabaco consiguió erradicar el humo en lugares tan proclives a ello como discotecas o bares, a su juicio, debería ser más fácil en un espacio dedicado a la salud.

También crítico con sus compañeros fumadores se expresa el neumólogo Miguel Ángel Hernández Mezquita, al afirmar que "están renunciando a su ejemplaridad, condición innata que conlleva su estatus de personal sanitario". El también coordinador del Grupo de Trabajo de Prevención del Tabaquismo del Complejo Asistencial de Salamanca, asegura que "el cumplimiento de las restricciones al uso de tabaco es un paso necesario en la difícil lucha" para su erradicación.

Contenido relacionado

∞ Pues sí, es lo más grave

 

1 comentario

  • Domingo, 12 Noviembre 2017 18:29 Escrito por: Médico

    Bienvenidas sean las medidas. Primero señalizar, después informar y si se persite en la actitud de fumar donde no se puede... multar. A ver si se cumnplen todos los pasos de esa estrategia y a ver si la Gerencia de Atención primaria las poner en marcha en los centros de salud, donde también se fuma.

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.