Investigación Por UCM Jueves, 15 Octubre 2020 10:06
'Psychological Science'

¿Tramposos o mentirosos? Identifican hasta seis perfiles de comportamiento deshonesto diferentes

Un estudio de la Universidad Complutense distingue a los mentirosos, los tramposos no mentirosos o los deshonestos radicales, con sus variables

Vote este artículo
(0 votos)
Uno de los perfiles es el tramposo que evita mentir. Uno de los perfiles es el tramposo que evita mentir. Jacqueline Macou.

En una vida llena de matices, ni siquiera en el mundo de la honestidad todo es blanco o negro. Tenemos mentirosos, deshonestos radicales e incluso una última versión: personas que hacen trampa para evitar mentir. Un equipo de investigación internacional liderado por la Universidad Complutense de Madrid ha identificado hasta seis perfiles diferentes de comportamiento deshonesto. Entre las aplicaciones de esta nueva información está el área de recursos humanos para los procesos de selección de personal.

El estudio, publicado en Psychological Science, distingue en realidad tres perfiles: los mentirosos, los tramposos no mentirosos y los deshonestos radicales. Dentro de cada uno de ellos se dan dos tipos, lo que eleva a seis el total: los que llevan este comportamiento al extremo y los que son deshonestos “pero solo un poco”.

“Hasta ahora, para medir comportamiento deshonesto, o se medía con tareas que los participantes podían sospechar y, por lo tanto, no eran muy reales, o con tareas en las que no podíamos saber qué hacían en realidad y teníamos sólo datos agregados y medias estadísticas”, explica David Pascual Ezama, investigador del Departamento de Administración Financiera y Contabilidad de la UCM.

El valor de este trabajo reside, según el economista, en que su grupo ha conseguido “analizar el comportamiento real encontrando varios patrones de comportamiento diferentes muy interesantes, que se intuían en algunos casos pero que nadie había sido capaz de demostrar hasta ahora”.

Además de la UCM, en el estudio participan la Universidad Autónoma de Madrid, el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Harvard.

Experimentos de monedas y dados

Para llevar a cabo el estudio, se realizaron dos experimentos. En el primero, con una moneda a blanco o negro, el resultado permitió clasificar a la muestra -estudiantes universitarios y participantes de la plataforma de internet Amazon Mechanical Turk- en afortunados y desafortunados que decían la verdad, en mentirosos (si les salía negro y decían blanco), en tramposos pero no mentirosos (no pararon hasta que les salió el color blanco que le proporcionaba el premio económico) y en deshonestos radicales (ni siquiera intentaron tirar y dijeron el color blanco).

En el segundo experimento, llamado escala de grises, la muestra tenía que tirar un dado y, según el resultado, obtenían compensación económica. Este juego permitió la distinción en dos dentro de cada perfil deshonesto, en función de si llevaban al extremo su comportamiento deshonesto o solo lo hacía en parte.

Los mentirosos fueron aquellos que falsificaron el resultado de su tirada, diciendo otro número distinto al que les había tocado. Los tramposos, por su parte, para evitar mentir, tiraron tantas veces como quisieron hasta obtener el resultado que querían. Dijeron la verdad, pero solo cuando les interesaba. Por último, los deshonestos radicales, ni se molestaron en tirar el dado, contestaron directamente la respuesta que más les convenía.

“Esta clasificación de seis perfiles diferentes de mentirosos y tramposos es un paso para poder analizar que ventaja tiene detectarlos, por ejemplo, para un proceso de selección de personal. En función del puesto de trabajo, se necesitarán unos perfiles u otros”, concluye Pascual Ezama.

Referencia bibliográfica:

David Pascual-Exama, Drazen Prelec, Adrián Muñoz y Beatriz Gil-Gómez de Liaño. “Cheaters, Liar or Both? A new Classification of Dishonesty Profiles”. Psychological Science. Vol 31. Septiembre 2020. DOI: 10.1177/0956797620929634

Artículo también recogido en el New York Times



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.