Opinión Por Jesús González* Sábado, 17 Junio 2017 10:02
= EN 400 PALABRAS =

Salamanca, verano y cierre de camas hospitalarias

*Defensor de la Sanidad pública

Vote este artículo
(1 Voto)
El cierre de camas y plantas completas en el hospital es la noticia con la que abrimos las vacaciones de verano año tras año; el disfrute del permiso estival por parte de los trabajadores hace que se tenga que disminuir la actividad porque nunca se suplen al 100% estas ausencias.
 

Jesus-Gonzalez

Año tras año, las previsiones no se cumplen y las incidencias por la falta de camas operativas aumentan, notándose especialmente en las urgencias que esperan ingreso y que ven cómo pasan las horas sin que se les adjudique una cama, aunque sea fuera de la especialidad de la patología que presentan.

Hay una variable con la que nunca se cuenta, es la variable población.

La provincia de Salamanca es una zona que sufre despoblación, mucho más palpable en la zona rural, fundamentalmente por el abandono que sufren los pueblos de esta provincia. Pero hay una cuestión indudable: en verano, los pueblos salmantinos llegan a cuadruplicar sus habitantes censados, motivado por el regreso en esta época de sus ciudadanos, que tuvieron que emigrar fuera de su tierra y regresan a sus pueblos natales a ver a sus familias y disfrutar de sus fiestas o, simplemente, a pasar el verano en la casa que heredaron de sus antepasados.

Este aumento de población afecta a la Atención Primaria rural y al hospital. Los centros de salud aumentan la actividad con una dotación de recursos inferior a la cotidiana, teniendo que asumir doble consulta, la consulta propia y la del compañero que se ha ido de vacaciones.

En el hospital se disparan las urgencias y aumentan los ingresos que proceden de este servicio, que con las camas disminuidas, ve cómo hay días que colapsan.

no cierre camas JesusCon este sistema de cierre de camas, plantas y quirófanos se intenta ahorrar en personal, fundamentalmente, a costa de una atención menos ágil, unos cuidados menos especializados y un aumento de la lista de espera.

El coste para los ciudadanos que supone esta forma de gestionar, que no es exclusiva ni de Salamanca ni de Castilla y León, pues se aplica en todas las comunidades autónomas, viene a reforzar la teoría de que la atención sanitaria es un gasto, más que un servicio, donde prima ahorrar antes que dar un servicio de calidad y donde interesa que las listas de espera se generen para poder derivar de forma justificada a la Sanidad privada a los pacientes y así, en verano, todos hacemos el agosto.

 

 

1 comentario

  • Lunes, 19 Junio 2017 17:26 Escrito por: Carolina

    No todos hacemos el agosto ya q al q le toca esperar en el pasillo de urgencias una cama, no creo q le haga ninguna gracia estar esperando y encima encontrarse mal. Mas valdria q algunos no llenasen tanto sus bolsillos no fuera a ser q se rompiesen y perdieran sus suculentos beneficios. La salud no tiene fecha, uno se pone enfermo sin avisar y las veces q avisa suele ser demasiado tarde. Luego pasan las cosas q pasan y nadie quiere responsabilizarse, precisamente a quien los pacientes se quejan (medicos y sanitarios), son los q menos culpa tienen y los q tienen q dar la cara
    Q tal si ya se dejan de juegos, recortes y demás historias y nos devuelven nuestras camas, consultas, enfermeras, medicos, personal de limpieza y personal no sanitario????, hasta cuando vamos a seguir así???, de verdad no se hacer nada para q desaparezca la actual gerente y directiva del hospital???.
    SaludosNORTH

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.