Pacientes de cerca Por P. C. P. Jueves, 22 Junio 2017 21:51
IX Curso Internacional de Sexualidad y Salud Mental

Consenso para abordar la disfunción sexual que pueden padecer hasta el 70% de pacientes tratados con antipsicóticos

El doctor Ángel Luis Montejo aboga por aumentar la formación de los profesionales para que la Sexología deje de ser "la hermana pobre de las Ciencias"

Vote este artículo
(0 votos)
Ángel Luis Montejo, María Teresa Mories, Javier del Pino y Juan Jesús Cruz, en el Curso. Ángel Luis Montejo, María Teresa Mories, Javier del Pino y Juan Jesús Cruz, en el Curso.

El 36% de los pacientes psiquiátricos puede abandonar el tratamiento con antipsicóticos por la disfunción sexual y es que entre el 30 y el 70 % medicados durante un largo periodo de tiempo padece hiperprolactinemia (aumento de los niveles de la hormona prolactina en sangre), responsable de desajustes sexuales, galactorrea o infertilidad, entre otras consecuencias.

Expertos han analizado la relación entre la vida sexual y el uso de antipsicóticos a partir de las recomendaciones establecidas en el Consenso Español sobre Riesgos y Detección de Hiperprolactinemia inducida por antipsicóticos, un documento avalado por la Asociación Española de Sexualidad y Salud Mental con el patrocinio científico de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB) y el apoyo de la Alianza Otsuka-Lundbeck. La ponencia se ha realizado en el marco del IX Curso Internacional de Sexualidad y Salud Mental, la salud sexual en la persona, que tiene lugar hasta mañana en Salamanca.

El doctor Ángel Luis Montejo, director Científico de la Asociación Española de Sexualidad y Salud Mental (AESexSAME) y psiquiatra del Hospital Universitario de Salamanca, ha iniciado el encuentro, destacando que, al contrario de lo que se cree, al menos el 60% de las personas con psicosis consideran importante su vida sexual. Una vida sexual satisfactoria mejora la calidad de vida e integración de las personas con esquizofrenia, mientras que las alteraciones en el área sexual repercuten negativamente en la evolución del cuadro psiquiátrico, lo que disminuye la autoestima y dificulta —aún más— la capacidad de relaciones íntimas.

Una conclusión razonable si tenemos en cuenta que la Sexualidad forma parte de nuestra razón de ser y que, todavía, no ha alcanzada la importancia que se merece en la asistencia sanitaria, "la Sexología sigue siendo la hermana pobre de las Ciencias, aunque sea fundamental para resolver problemas reales de los pacientes", afirma Montejo. Sin olvidar tampoco que todo el especto de patología asociadas con la psicosis, como pueden ser la esquizofrenia, el trastorno bipolar, la paranoia, las actitudes delirantes afectan a un 3% de la población, un porcentaje mucho mayor si añadimos los trastornos de personalidad o las depresiones profundas.

Sobre los afectados, “diversos estudios apuntan que entre el 30 y el 70 % de los pacientes que reciben tratamientos antipsicóticos durante un largo periodo de tiempo padecen hiperprolactinemia”. Un trastorno que consiste en un aumento anormal de los niveles en sangre de prolactina (la hormona encargada de la producción de leche durante la lactancia) y que puede suponer repercusiones clínicas importantes, que abarcan desde problemas a corto plazo como amenorrea (ausencia de menstruación), infertilidad, disfunción eréctil o galactorrea (secreción espontánea de leche a través de los pezones en hombres y mujeres), hasta osteoporosis, problemas cardiovasculares, o incluso mayor riesgo de padecer algunos tipos de cáncer o problemas cognitivos a largo plazo.

Riesgo de abandonar el tratamiento

El 36 % de los hombres y el 20 % de las mujeres se hallan en riesgo de abandonar el tratamiento antipsicótico debido a la disfunción sexual, provocada por la hiperprolactinemia, con las consecuencias negativas que conlleva para su salud mental. Diversos estudios apuntan que las recaídas se asocian con una mala adherencia a la medicación. Este hecho es especialmente peligroso en los pacientes de primeros episodios psicóticos donde uno de los principales objetivos del tratamiento es que se produzca una segunda recaída.

Con el fin de evitar esta falta de adherencia, la doctora María Teresa Mories, endocrinóloga del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Salamanca sostiene que es recomendable “que los psiquiatras realicen una historia clínica del paciente que incluya siempre su vida sexual y satisfacción emocional”.

En cuanto a las consecuencias de la hiperprolactinemia a largo plazo, el doctor Juan Jesús Cruz, catedrático de Oncología de la Universidad de Salamanca y jefe del Servicio en el hospital, expone que “tal vez la hiperprolactinemia pueda aumentar el riesgo de cáncer de mama, aunque puntualiza que “este riesgo hay que ponerlo en contexto”. Asimismo, el doctor Javier del Pino, Jefe del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Salamanca también ha remarcado que “este trastorno influye sobre el riesgo cardiovascular y en el desarrollo de osteoporosis”.

Por todos estos motivos, los expertos en Psiquiatría, Endocrinología, Medicina Interna, Reumatología y Oncología participantes en el Consenso abogan porque se incluya la prolactina como parte de las analíticas rutinarias que se realizan a las personas con esquizofrenia/psicosis que reciben tratamiento con fármacos antipsicóticos. El documento especifica que en caso de que existan niveles de prolactina elevados (superiores a 50 ng/ml) o con repercusión clínica, es recomendable una intervención personalizada en el tratamiento para cada paciente, que puede consistir en una disminución de la dosis, un cambio de la terapia, o la adición de fármacos con demostrada capacidad para disminuir los niveles de esta hormona.

En este sentido, un metaanálisis publicado en The Lancet concluye que algunos fármacos se relacionan menos con la elevación de prolactina, como es el caso de aripiprazol, mientras otros están claramente asociados a este trastorno, como paliperidona, risperidona o haloperidol.

Tomar conciencia y tener más formación

En este ámbito, el estudio Qualify, cuyo objetivo fue comparar en términos de efectividad la formulación inyectable de liberación prolongada de aripiprazol (comercializado bajo el nombre de Abilify Maintena) y otro antipsicótico inyectable de liberación prolongada, palmitato de paliperidona, en pacientes adultos con esquizofrenia, mediante la escala QLS (medida de la calidad de vida relacionada con la salud y la funcionalidad), estableció que en pacientes tratados con Abilify Maintena los niveles medios de prolactina disminuyeron a lo largo del estudio, mientras que en el grupo de palmitato de paliperidona los niveles séricos de prolactina aumentaron.

Se trata, en definitva, de "tomar conciencia y capacitar a los profesionales que trabajan en el área de Salud Mental para que detecten y reconozcan los problemas sexuales que pueden estar asociados a la enfermedad y a la medicación", porque, como también añade Montejo, "ni siquiera existen programas de formación de Sexología en las especialidades médicas, en Medicina sólo hay una asignatura y es optativa".

"No podemos infravalorar las repercusiones que un tratamiento puede tener en nuestra salud sexual", asegura el experto. Porque estar atento supone, sin duda, estar más cerca de la solución. 

El IX Curso Internacional de Sexualidad y Salud Mental que tiene lugar anualmente en Salamanca aborda otros temas de enorme interés, como pueden ser los abusos sexuales, la mutilación genética, la adicción al sexos o las relaciones sexuales de pareja, entre otros asuntos. Al finalizar la jornada de hoy tendrán lugar la asamblea general de socios de la Federación Ibérica de Medicina y Sexualidad (FIMS) y la asamblea anual de socios de la Asociación Española de Sexualidad y Salud mental.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.