Pacientes de cerca Por S. A. D. Martes, 28 Febrero 2017 17:18
SALUD VISUAL

Uno de cada diez españoles de más de 40 años padece trastorno de ojo seco

Sensación de arenilla en el ojo, quemazón, escozor, irritación o visión borrosa, entre los principales síntomas

Vote este artículo
(1 Voto)

El ojo seco se ha erigido en los últimos años como uno de los motivos más frecuentes de consulta a los profesionales de la visión en España. Y es que, aunque en la mayoría de los casos no existe una causa reconocible de este trastorno ocular, los especialistas consideran que la digitalización y la creciente exposición a las pantallas han aumentado su incidencia entre la población.

“Las pantallas estimulan los síntomas y las molestias de la patología, provocando que afloren con más intensidad y, por lo tanto, detectemos más casos”, explica el Dr. Alfredo Castillo Gómez, Jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Quirón Madrid. Una opinión que comparte su homólogo en el Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Badalona, el Dr. Antoni Sabala: “Fijando la visión a las pantallas de ordenadores y dispositivos móviles disminuimos la frecuencia de parpadeo, provocando que la lágrima se evapore más fácilmente”.
 
Ante esta situación, y coincidiendo con la celebración del Mobile World Congress 2017, Novartis ha habilitado un espacio de exposición en el recinto de Fira Gran Via para sensibilizar a los asistentes a la feria internacional acerca del efecto que la evolución tecnológica está teniendo sobre la salud ocular. En este sentido, la farmacéutica ha realizado tests de visión a los concurrentes para determinar si padecen el trastorno de ojo seco. Unas pruebas que han sido llevadas a cabo por un robot que ha interactuado con los visitantes para concienciarles sobre el aumento de la incidencia del ojo seco entre las sociedades desarrolladas, a causa de las nuevas tecnologías.

Según datos oficiales, el ojo seco afecta a uno de cada 10 españoles de más de 40 años6. Se trata de un trastorno que se produce cuando hay deficiencia o evaporación excesiva de la lágrima y, en consecuencia, la hidratación del ojo resulta insuficiente. “Sus causas pueden ser múltiples”, explica el Dr. Sabala, enumerando desde la ya citada exposición a las pantallas al envejecimiento, los cambios hormonales, los aires acondicionados y calefacciones, el ritmo de vida actual, la polución, la toma de determinados medicamentos o la dieta, entre otras.

Sequedad con lagrimeo abundante
 
Asimismo, la sequedad ocular puede conllevar sintomatologías muy diversas: “La más fundamental es la percepción de tener un cuerpo extraño en el ojo”, relata el Dr. Castillo, “como si fuera una arenilla”, matiza. Asimismo, el jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Quirón Madrid destaca otros síntomas y signos de la enfermedad como son la sensación de escozor o quemazón, la pesadez de los párpados, la fotofobia, la rojez ocular, una visión borrosa ocasional o, incluso, un excesivo lagrimeo. “Parece poco lógico, pero el ojo también puede responder a la sequedad con lagrimeo abundante”, añade el Dr. Castillo.
 
Si estos indicios no se tratan de forma adecuada pueden llegar a provocar efectos negativos en la calidad de vida del paciente. En este sentido, el Dr. Sabala apunta que “más allá de la incomodidad que provoca, el ojo seco puede dificultar la realización de determinadas actividades como, por ejemplo, leer o escribir”.
 
Para remediarlo, los expertos recomiendan hidratar los ojos con frecuencia. Así lo manifiesta el Dr. Felipe Herencia, de la Farmacia Universidad de Elche y Elda: “El tratamiento más habitual es el empleo de lágrimas de sustitución artificiales que imitan la lágrima ocular que producimos”.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.