Profesionales Por S. A. D. Jueves, 23 Mayo 2019 21:16
ESPÍRITU DE ENTREGA

Seis enfermeras elegidas por pacientes oncológicos reciben la distinción 'Dama de la Lámpara'

La Fundación Sandra Ibarra y la Universidad Autónoma de Madrid impulsan un reconocimiento que pretende dar visibilidad a la labor de los profesionales de Enfermería

Vote este artículo
(0 votos)
Una estudiante de Enfermería interpreta a Florence Nightingale durante el acto. Una estudiante de Enfermería interpreta a Florence Nightingale durante el acto.

Seis profesionales de Enfermería de unidades oncológicas de la Comunidad de Madrid han recibido la distinción 'Dama de la Lámpara' Florence Nightingale, un reconocimiento impulsado por la Fundación Sandra Ibarra y el Departamento de Enfermería de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Con estos galardones, se prentende visibilizar y destacar la buena labor de las enfermeras en equipos de Oncología, además de reivindicar la importancia de escuchar a los pacientes, ya que han sido ellos mismos quienes, mediante las votaciones en más de una veintena de hospitales de la Comunidad, han decidido a qué profesionales otorgar su reconocimiento. "Tengo en mi mochila vital una deuda con vosotras. Como todos los pacientes. Por eso estoy aquí. Por eso estamos aquí. Por eso les hemos pedido que sean ellos quienes se sumen al sentimiento de quienes somos objeto de vuestras atenciones y os agradezcan vuestra labor eligiendo a los y a las mejores", dijo Sandra Ibarra, presidenta de la fundación que lleva su nombre, dirigiéndose a los profesionales de la Enfermería que llenaron el salón.

Por su parte, Eva García Perea, directora del Departamento de Enfermería de la Facultad de Medicina de la UAM, aseguró que estas distinciones "son muy necesarias para visibilizar y reconocer el trabajo de todos los profesionales de la Enfermería, y son muy importantes, además, porque quienes han valorado esa labor han sido los propios pacientes". Se trata, señaló, "de un reconocimiento a las premiadas, pero también a los equipos profesionales al completo".

El acto de entrega de las distinciones se celebró el pasado miércoles en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la UAM, y estuvo conducido por la periodista y escritora Yolanda Guerrero, que presentó a los miembros de la mesa, constituida por el rector de la Universidad , Rafael Garese; el embajador de Reino Unido en España, Simon Manley; el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero; el decano de la Facultad de Medicina, Juan Antonio Vargas; la presidenta de la Fundación Sandra Ibarra y la directora del Departamento de Enfermería de la UAM, Eva García Perea.

Sandra Ibarra Dama Lampara bAdemás, durante el acto intervino Jose Ramón Calvo, presidente de la Real Academia Europea de Médicos y todo un experto en la figura de Florence Nightingale, así como Lourdes Chocarro, enfermera oncológica pediátrica del Hospital Niño Jesús, y María Luisa Cid, que es profesora de Enfermería e intervino en calidad de paciente oncológica. También estuvo presente Greta Westwood, directora general de la Florence Nightingale Foundation, que recogió una distinción de honor por la inspiración que el trabajo de la fundación constituyó a la hora de idear estos reconocimientos. "En nombre de la Fundación Florence Nightingale, es todo un honor participar en este evento. El trabajo de nuestra organización y de la Fundación Sandra Ibarra reconoce y apoya la gran labor que los enfermeros y enfermeras realizan cada día, y que es el legado de Florence Nightingale. Este es el comienzo de un nuevo y duradero vínculo entre el Reino Unido y España", subrayó.

La entrega de las distinciones se dividió en dos unidades, hospital de adultos y hospital infantil, y en cada una de ellas se reconocieron tres categorías diferentes. En la unidad de adultos, el Premio a la Enfermera Más Empática lo recibió Mª José María Sanduño, profesional del Hospital General Universitario Gregorio Marañón; el reconocimiento a la Enfermera Entrenadora se lo llevó Elena González Jadraque, del Hospital Universitario Fundación Alcorcón; y la Enfermera Más Llena de Vida fue Carmen Vilela Li, del Hospital Universario Infanta Sofía.

En las unidades pediátricas, se llevaron un galardón Marta Ausín López, del Hospital Universitario Niño Jesús, en la categoría de Enfermera Más Empática; Paloma Horcajo Penades, del Hospital Universitario 12 de Octubre, como Enfermera Entrenadora; y Mª Jesús Sánchez Martín, del Hospital Universitario Niño Jesús, resultó ser la Enfermera más llena de vida.

El propio Simon Manley, embajador de Reino Unido, hizo entrega de uno de los galardones. "Es un placer haber entregado una de las distinciones en honor a Florence Nightingale y reconocer así la labor de las enfermeras, que son una inspiración para todos. Tenemos el privilegio de contar con el talento de más de 6.000 españoles en el Reino Unido que trabajan entre nuestro personal sanitario. Las enfermeras españolas conforman el quinto grupo más grande por nacionalidad de nuestro país, y son un colectivo enormemente respetado y con una excelente reputación. La experiencia internacional es enriquecedora para ambos servicios de salud, y nos brinda la oportunidad de reforzar nuestros lazos", aseguró.

Sandra Ibarra Dama Lampara cTras esta primera edición de las distinciones Dama de la Lámpara, apoyada por la campaña global Nursing Now y el Consejo General de Enfermería, se pretende que estos reconocimientos a los profesionales de la Enfermería se consoliden con una edición anual que pueda llegar a extenderse más allá de los límites de la Comunidad de Madrid.

El broche de oro del evento lo puso la actuación de la cantante y pianista María Toledo, icono del flamenco actual y conocida por ser la primera mujer en este arte que se acompaña a ella misma con el piano.

Florence Nightingale, la Dama de la Lámpara

Florence Nightingale fue la precursora de la Enfermería profesional y da nombre al juramento que los profesionales de la Enfermería realizan al graduarse. Se la conoce como la Dama de la Lámpara a raíz de un artículo que The Times publicó en 1855 sobre su trabajo con los heridos en la Guerra de Crimea. Se dice que Florence salía por las noches a visitar a sus pacientes con una lámpara de aceite en la mano, cuidadosa, para vigilar su estado sin molestarles.

"La observación indica cómo está el paciente, la reflexión indica qué hay que hacer, la destreza práctica indica cómo hay que hacerlo. La formación y la experiencia son necesarias para saber cómo observar y qué observar; cómo pensar y qué pensar", aseguraba.

Esta humanización de la atención a los pacientes y la importancia de su figura en la historia de la Enfermería hacen de Florence Nightingale la persona idónea para nombrar estas distinciones. Ser Dama de la Lámpara no es solo un reconocimiento personal, sino un homenaje y un agradecimiento necesarios a las Unidades de Enfermería al completo, a todas las personas que dedican su vida al cuidado y la atención cercana y profesional de los pacientes de cáncer.

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Recordamos que Salud a Diario es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos socio-sanitarios, por lo que no podemos responder a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones que debe facilitar un profesional sanitario ante una situación asistencial determinada.

*Campos obligatorios.