Servicios Sociales Por S. A. D. Viernes, 10 Febrero 2017 18:40
SERVICIO DE LA MUJER

Nueva terapia con perros para las víctimas de violencia de género

El programa, que comenzará a funcionar los próximos meses con una o dos víctimas de malos tratos, está dirigido a mujeres residentes en el municipio de Salamanca y mayores de edad

Vote este artículo
(1 Voto)

Facilitar la recuperación integral de las víctimas de violencia machista, contribuir a aumentar su seguridad y protección y propiciar que las mujeres aumenten su nivel de confianza y bienestar son los principales objetivos que persigue el proyecto “Pepo: Perro de apoyo y protección” que el Ayuntamiento de Salamanca pone en marcha de forma piloto.

Los concejales de Familia e Igualdad de Oportunidades y Protección Ciudadana, Cristina Klimowitz y Fernando Rodríguez, respectivamente, han presentado hoy los detalles de este proyecto que se llevará a cabo de forma piloto en la ciudad con el fin de valorar la utilidad del animal como elemento rehabilitador en el proceso de construcción de la personalidad de una mujer que ha sufrido malos tratos.

Este programa está enmarcado en las diferentes acciones que lleva a cabo el Ayuntamiento de Salamanca de forma clara y decidida en la lucha contra la violencia machista, a través de la prevención y sensibilización; atención; inserción socio laboral y protección. Se trata de una intervención que se completa y coordina con la fundamental colaboración de las asociaciones que trabajan en este ámbito, el resto de instituciones y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad.

Tal y como han señalado los concejales, el programa, que comenzará a funcionar los próximos meses con una o dos víctimas de malos tratos, está dirigido a mujeres residentes en el municipio de Salamanca, mayores de edad que sufren o han sufrido violencia de género física y/o psicológica, independientemente de que hayan denunciado y/u obtenido medidas de protección.

Beneficio psicológico y social

Las mujeres serán propuestas desde el Centro de Información y Asesoramiento a la Mujer (CIAM) del Ayuntamiento de Salamanca una vez que se haya valorado que el programa puede ser beneficioso para su situación psicológica y social.
Asimismo, los concejales han explicado que serán beneficiarias de este proyecto aquellas mujeres que han sufrido episodios y situaciones extremas de violencia machista, donde su integridad física ha corrido o correrá serio peligro debido a amenazas y características del agresor.

Será necesario, además, que la mujer no conviva con el agresor, que presente sintomatología relacionada con la violencia sufrida, como miedo, inseguridad, baja autoestima; y que tenga unas características personales y familiares que le permitan responsabilizarse de las necesarias atenciones hacia el perro.

Cristina Klimowitz y Fernando Rodríguez han explicado que es un proyecto laborioso, ya que no solo se trata de educar o adiestrar a un animal para entregárselo a su nueva dueña, sino que conlleva un proceso de aprendizaje para las víctimas de malos tratos que se convertirá en una “cura” paulatina. El proyecto, han concretado, es un “medio terapéutico” que hace posible que la víctima se vuelque en su perro, motivada por aprender y obligada por las responsabilidades del animal haciendo que sus problemas pasen a un segundo lugar.

Formación previa de los perros

Agentes de la Policía Local serán los encargados de la formación de los perros que posteriormente protegerá y acompañará a la víctima. Además del personal cualificado, el Ayuntamiento de Salamanca pondrá a disposición de las mujeres las instalaciones necesarias para desarrollar el adiestramiento, así como el propio perro.

El proyecto “Pepo” se suma a otros programas que el Ayuntamiento tiene en marcha para apoyar y asesorar a las mujeres víctimas de violencia machista. En este sentido, han detallado que el Ayuntamiento de Salamanca integró el pasado año a 103 nuevas mujeres en el sistema telefónico de protección, dependiente de la Especialidad Mujer, Mayor, Menor de la Policía Local (EMMM), un servicio que permite a la víctima una comunicación directa con la Policía para garantizar una atención rápida. De ellas, 18 mujeres están integradas en el sistema permanente de protección de la EMMM con calificación de riesgo alto.

Junto a la atención que se prestó en la EMMM el Ayuntamiento de Salamanca atendió en 2016 a 42 mujeres víctimas de malos tratos en el Centro de Información y Asesoramiento a la Mujer (CIAM), que presta atención psicológica, social y jurídica. Los concejales han destacado, además, la excelente colaboración y coordinación que mantienen la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía en materia de violencia de género. A estos servicios se suma el apoyo técnico y económico que el Ayuntamiento de Salamanca ofrece a asociaciones y organizaciones que trabajan contra la violencia de género como Beatriz de Suabia, ADAVAS, Plaza Mayor, Adoratrices, APRAMP, Marillac y con la Fundación Diagrama.

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.