Profesionales Por S. A. D. Sábado, 20 Enero 2018 16:11
MAREA BLANCA EN CASTILLA Y LEÓN POR LA SANIDAD PÚBLICA

Porque nos duele

Miles de personas, unas 50.000 según los manifestantes, piden el fin de los recortes, recuperar el empleo perdido y aumentar el presupuesto, demandas que el consejero asegura tener ya en marcha

Vote este artículo
(0 votos)
Representantes de Salamanca en la manifestación de Valladolid. Representantes de Salamanca en la manifestación de Valladolid.

Más allá de la guerra de cifras, 6.500 personas según la Policía Nacional y cerca de 50.000, según los organizadores, la histórica marea blanca que ha recorrido las calles de Valladolid ha logrado unir a todas las provincias de Castilla y León por primera vez para exigir una sanidad 100% pública, que acabe con los recortes, recupere el empleo perdido tras la crisis y rechace las privatizaciones en favor de más camas hospitalarias, más quirófanos, más personal y más políticas de prevención.

Así, porque a todos tarde o temprano Nos duele la sanidad, con este lema las plataformas en Defensa de la Sanidad Pública de toda la Comunidad han logrado que Valladolid haya acogido este sábado la mayor movilización ciudadana contra la Junta de Castilla y León en toda su historia. 

Miles de personas iban llegando a la Plaza Mayor desde diferentes puntos de la ciudad donde habían aparcado unos sesenta autobuses llegados de todas las provincias y los principales municipios de la Comunidad, como Las Merindades (Burgos), el Valle del Tiétar (Ávila), Astorga, El Bierzo y Laciana (León) o Guardo y Aguilar de Campoo (Palencia), para dirigirse por la calle Santiago hacia la Consejería de Sanidad, frente a la que se ha leído el comunicado y se ha pedido la dimisión, más bien la destitución, del consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado.

20E panoramicaDurante el recorrido, cánticos contra los recortes y contra el dirigente de la Consejería, además de centenares de pancartas con alusiones directas a la situación de las listas de espera y al deterioro de hospitales como el Clínico de Valladolid, el Bierzo, o el de Salamanca, además del hospital de Burgos que se lleva una buena parte del presupuesto regional, “un dinero que va a parar a manos privadas mientras se sigue recortando en el resto de hospitales y centros de salud”, según el portavoz de la Plataforma burgalesa.

A la misma puerta de la Consejería de Sanidad se dio lectura al manifiesto de diez puntos en el que además de acabar con los recortes y recuperar el empleo perdido en los últimos años, se reclamó la reducción de las listas de espera mediante la contratación de personal nuevo y no por medio de convenio con la sanidad privada. También se pidió un modelo totalmente público, revertir la situación de gestión pribada del HUBU y abandonar el proceso de implantación de las Unidades de Gestión Clínica.

El nombramiento de gerentes en función de su valía profesional y no por criterios políticos, acercar la atención especializada y hospitalaria a los núcleos rurales e implementar programas de prevención y promoción de la salud, fueron otras de las reclamaciones contempladas en el manifiesto, en el que también se denunció que la sanidad pública, a pesar de ser uno de los pilares del estado del bienestar y una conquista social “que culminó con el mejor sistema de salud que ha conocido nuestro país”, en los últimos años "ha sufrido un grave deterioro que pone en peligro su continuidad".

La manifestación ha sido secundada también por todos los partidos de la oposición a excepción de Ciudadanos, el 20E PSOE Salamancapartido que apoya al PP en la Junta de Castilla y León. Todos los representantes políticos y sindicales que participaron en la protesta se pronunciaron de forma similar, a la vez que coincidieron en señalar que Castilla y León estaba viviendo una jornada histórica en defensa de la sanidad pública.

El secretario general del Partido Socialista de Castilla y León, Luis Tudanca, aseguró que se trata de una manifestación sin precedentes ante la grave situación de la sanidad pública en Castilla y León que ha provocado la falta de compromiso del Partido Popular, al que pidió que rectifique y deje de “hacer negocio con la sanidad”.

En términos similares se pronunció Óscar Puente, alcalde de Valladolid, que argumentó que por una cuestión ideológica y por primar el beneficio de la empresa privada, no se puede poner en riesgo un servicio esencial como la sanidad pública, mientras el procurador salmantino Fernando Pablos ha asegurado que la Sanidad de Castilla y León comparte dos características fundamentales, "tiene grandes profesionales y malísimos gestores", como demuestra, en concreto, la obra del hospital de Salamanca, "al que le quedan todavía tres años y debería estar acabado en 2014".

Además, denunció como "han obligado a jubilarse a médicos buenísimos que no han sustituido por nadie, en nuestra sanidad rural los médicos que están de baja no se sustituyuyen, al igual que los pediatras, y en el día a día, la sanidad española se ha venido deteriorando de forma especutacular por la gestión del PP", por eso "estamos aquí centenares de socialistas, muchísimos de ellos salmantinos, junto a miles de ciudadanos diciendo que la sanidad así va mal, y seguiremos luchando hasta conseguir que el año próximo cambie el gobierno de Castilla y Léon y, por tanto, la forma de gesitonar la sanidad".

Para el coordinador regional de Izquierda Unida, José Sarrión, el PP debe escuchar las reivindicaciones de las plataformas, “ya que sin una sanidad pública de calidad, que ha sido una de las conquistas más importante de la clase trabajadora, no hay futuro”. Sarrión también destacó que gracias al esfuerzo y a la sobrecarga de trabajo de los profesionales el deterioro de la sanidad ha sido menor.

Por su parte, el secretario general de Podemos Castilla y León, Pablo Fernández, aseguró que las calles de Valladolid se llenaron hoy de la “dignidad de miles de personas que reclaman por el mantenimiento de un servicio esencial y por el fin de los recortes”.

20E CSIFMientras tanto, el secretario general de UGT Castilla y León, Faustino Temprano, también insistió en la necesidad de revertir la situación y apuntó que si una sanidad de calidad en el medio rural es imposible combatir la despoblación.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha valorado como “exitosa y muy positiva” la masiva manifestación celebrada este sábado en Valladolid en favor de la sanidad pública, convocada por las diferentes Plataformas en Defensa de la Salud Pública de Castilla y León y otras organizaciones, como el propio sindicato CSIF, “que debe llevar a la Junta de Castilla y León a realizar una reflexión seria, para terminar con la política de recortes de los últimos años, que están provocando un deterioro evidente y progresivo en la calidad de la salud pública de Castilla y León”.

Todos los sindicatos han estado representado en la manifestación, excepto los dos sindicatos profesionales mayoritarios, como son el Sindicato Médico (CESM) y el de enfermería, Satse. En ambos casos, han preferido mantenerse al margen de la convocatoria, aunque comparten las demandas y prefieren defenderlas en otros foros. En cualquier caso, centenares de trabajadores de la sanidad pública han estado en las calles de Valladolid participando en la protesta.

La marea blanca ha partido desde la Plaza Mayor en dirección a la sede de la Consejería por la Calle de Santiago y el Paseo de Zorilla encabezada por una pancarta que rezaba Toda CyL grita ¡Nos duele la 20E Maria GarciaSanidad! y seguida por las que contenían las peticiones concretas de las distintas plataformas. Tampoco han faltado los gritos de "No a la privatización", "La sanidad no se vende, se defiende" o "Recorte en Sanidad, crimen legal", ni los cánticos dedicados al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, a quien los manifestantes han pedido que "suelte las tijeras" porque "más que consejero, parece peluquero".

"Profundo respeto" desde la Consejería

Ante este clamor ciudadano, la Consejería de Sanidad ha tenido que emitir un comunicado en el que expresa su profundo respeto a todas las personas que hoy han salido a la calle a expresar sus críticas y sus preocupaciones. Los responsables de la Consejería continuarán manteniendo reuniones con los representantes de las plataformas para analizar las propuestas y reivindicaciones.

Cuestiones, algunas de ellas, ya abordadas. Como por ejemplo, la recuperación del presupuesto del año 2010 que se reivindica y que ya es un hecho, con la dotación de 3.558 millones de euros en el presupuesto de Sanidad para 2018, el 43 % del presupuesto total de la Junta. De igual forma, se seguirá trabajando para la reducción de las listas de espera, otra de las reclamaciones de los manifestantes: 3.715 pacientes menos en espera quirúrgica en el año 2017 y 29 días menos de espera.

En cuanto a la implantación de más programas de prevención, hay que recordar que están establecidos en Castilla y León todos los programas de prevención y diagnóstico precoz avalados por los expertos, para cuya puesta en marcha se ha contado en cada uno de ellos o con las valoraciones de sociedades científicas y sociedades profesionales.

"Trabajaremos también para mejorar la percepción que los ciudadanos tienen del sistema sanitario en la Comunidad", añade la Consejería y recuerda que, según los últimos datos ofrecidos por informes como el Barómetro Sanitario, con un índice de satisfacción de 6,90 sobre 10 en el último publicado –calificación superior a la de años anteriores y a la media nacional- o el propio Informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, que en 2017 situaba a la sanidad de Castilla y León entre las cinco mejores, con una puntuación de 78 puntos sobre cien.

La Consejería de Sanidad "escucha, pues, a todas las personas que hoy han salido a la calle, con la disposición de seguir trabajando día a día y en colaboración por mantener y mejorar una sanidad pública, universal y gratuita para todos los ciudadanos de Castilla y León".

20E Consejeria  carteles

 



Deja un comentario

Recordamos que SALUD A DIARIO es un medio de comunicación que difunde información de carácter general relacionada con distintos ámbitos sociosanitarios, por lo que NO RESPONDEMOS a consultas concretas sobre casos médicos o asistenciales particulares. Las noticias que publicamos no sustituyen a la información, el diagnóstico y/o tratamiento o a las recomendaciones QUE DEBE FACILITAR UN PROFESIONAL SANITARIO ante una situación asistencial determinada.

SALUD A DIARIO se reserva el derecho de no publicar o de suprimir todos aquellos comentarios contrarios a las leyes españolas o que resulten injuriantes, así como los que vulneren el respeto a la dignidad de la persona o sean discriminatorios. No se publicarán datos de contacto privados ni serán aprobados comentarios que contengan 'spam', mensajes publicitarios o enlaces incluidos por el autor con intención comercial.

En cualquier caso, SALUD A DIARIO no se hace responsable de las opiniones vertidas por los usuarios a través de los canales de participación establecidos, y se reserva el derecho de eliminar sin previo aviso cualquier contenido generado en los espacios de participación que considere fuera de tema o inapropiados para su publicación.


*Campos obligatorios.