A fondo Por Sábado, 24 Marzo 2018 21:39
manifestación por la sanidad pública

"Aguado escucha, Salamanca está en la lucha"

Otra vez, y ya van seis, miles de personas desafían al tiempo y a las fiestas y salen a la calle contra "el intencionado deterioro" de los servicios sanitarios salmantinos

Vote este artículo
(0 votos)
Cabecera de la marea blanca tras salir del paseo de San Vicente a la altura del hospital Virgen de la Vega. Cabecera de la marea blanca tras salir del paseo de San Vicente a la altura del hospital Virgen de la Vega.

Miles de salmantinos, en torno a 5.000 según fuentes policiales, desafiaron al tiempo y a las fechas festivas, para volver a la calle por sexta vez en los últimos años para pedir a la Consejería de Sanidad que pare con los recortes que sufre la sanidad de Salamanca, de forma especialmente preocupante en el hospital, a punto de un traslado mientras acumula la mayor lista de espera de la Comunidad.

En el inicio de la manifestación, a las siete de la tarde, parecía que la única marea posible era la que llegaba del Cantábrico con olas de hasta 14 metros convertidas en Salamanca en un intenso frío, unido también a los ecos de una Semana Santa incipiente y un concierto único como el que en breve ofrecía el mitico Bob Dylan, pero aún así los portavoces de la Plataforma convocantes se mostraron convencidos en ese momento de que "no sería un fracaso" porque "hay motivos suficientes" para decirle al consejero Antonio María Sáez Aguado que "aquí no ha creado absolutamente nada".

Contestaban así a sus últimas declaraciones, realizadas ayer en la Universidad de Salamanca, al decir que había creado 90 puestos en la sanidad salmantina en los últimos dos años, cuando "la realidad es que se han destruido 350 en los últimos diez", en palabras de Diego Cuesta, por no hablar de que "las listas de espera siguen creciendo, diga lo que diga, y se superan los 18 meses en muchas especialidades".

Sin olvidar el último recorte sanitario, en referencia a la modificación de la plantilla del hospital con la que se amortizan 15 plazas de médicos, recortando precisamente en las especialidades que acumulan mayor lista de espera, casi 17.000 pacientes, mientras en Valladolid o León se han creado 60 y 30 puestos nuevos.

marea blanca mar2018 unaEstas razones y otras muchas que detallaron durante la lectura final del manifiesto acabaron dándoles la razón a los representantes de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública, porque una vez más, y ya es la sexta en poco más de tres años, no fueron cientos, "entonces sí podríamos hablar de fracaso", sino miles, los salmantinos que defendieron una sanidad pública, universal y de calidad.

"Sabemos que no se puede tener a la gente en la calle todos los días y de forma permante, y que hoy no es un buen día, porque mucha gente se ha ido vacaciones  o de fin de semana, y el tiempo no es una maravilla", añadió Diego Cuesta, pero también les parecía obligado no esperar ni un sólo día más "ante los reiterados incumplimientos y promesas de la Junta, de su consejero de Sanidad, de su gerente regional y de los cargos designados por éstos" que se traducen en un "continuo deterioro de la sanidad pública salmantina como así lo evidencia el intencionado e imparable incremento de las listas de espera con más de 5.000 personas pendientes de una intervención quirúrgica y la deseperación de más de 28.000 pacientes esperando una consulta del especialista o prueba diagnóstica que nos sitúa con los peores datos de la Comunidad".

El lema que lucía en la cabecera de la marcha La sanidad somos todos y todas, aquí no sobra nadie, hace falta gente era lo suficientemente significativa para denunciar lo que consideran una "estrategia del Partido Popular contra los ciudadanos de Salamanca", porque, aunque la convocatoria pretendía huir de cualquier connotación política, la realidad es que políticos había de todos las siglas menos del PP, y eso "que habíamos enviado una invitación formal por escrito al alcalde a participar en la manifestación, pero como tiene entradas para Bob Dylan, parecía que tenía que coger sitio en la puerta para poder entrar", tal y como aseguró otra de las portavoces, Regina Moreiro.

A pesar de su ausencia, nadie quiso olvidarse de él, "Mañueco, ¿dónde estás?, no defiendes tu ciudad", aunque fue el consejero quien se llevó la mayoría de las consignas que se escuchaban a través de los megáfonos: "Aguado escucha, Salamanca está en la lucha", "Aguado, estás acorrolado" o "Aguado, capullo, recórtate lo tuyo".

Con éstas y otras frases y pancartas contra el "saqueo de la sanidad pública", contra los "recortes, exigimos nuestro centro de salud en el Barrio del Zurguén" y a favor de "los pacientes sí, gestores no" o del "pueblo en la calle, no hay quien le pare", la manifestación transcurrió sin incidentes desde el hospital Virgen de la Vega hasta la Gerencia de Salud de Área, en la avenida de Mirat, donde se dio lectura al manifiesto en torno a las ocho de la tarde.

Allí, además de las carencias ya señaladas, se criticaron las derivaciones a clínicas privadas, que han costado más de 1,5 millones de euros marea blanca mar2018 dosdurante 2017 y más de 700.000 euros en lo que llevamos de año, "un despilgarro del dinero público, un traspado a manos privadas, sin los suficientes controles de calidad y seguridad de los pacientes". A los problemas acuciantes del hospital, en los que también se incluyen la externalización del servicio de limpieza con 116 trabajadoras frente a las 155 de antes, las deficiencias del servicio de lavandería o la amenaza laboral con la instalación de la línea fría, se une la lista de espera en Atención Primaria, sobre todo en el medio rural donde la "situación es insostenible, con falta de medios, informáticos y de personal" para garantizar la atención a niños y adultos.

Sin olvidar, según recoge también el manifiesto, las "continuas sentencias judiciales adversas" que han afectado a las oposiciones, la carrera profesioal, las jubilaciones, las Unidades de Gestión Clínica, el cese unilateral de los jefes de Servicio o los abusos en las contrataciones de personal temporal e interino, "y todos estos plietos que se pierden, se pagan con dinero público de todos".

Por todo ello, las 5.000 personas que salieron hoy a la calle, exigen "recuperar los recursos económicos perdidos durante la crisis", "zanjar la deuda con la Margen Izquierda" construyendo el centro de salud del Zurguén aprobado hace años, dotar "adecuadamente" a las zonas sanitarias Periurbana Norte y Sur, y a toda la zona rural, una gestión "eficiente y responsable", "transparencia" y "un plan urgente" en las listas de espera, la retirada de la resolución del pasado 16 de febrero sobre la plantilla del hospital, "mejora en las Urgencias", abandono en las Unidades de Gestión Clínica, la reconversión pública de los servicios de limpieza y lavandería del hospital y que se conserve el modelo de cocina tradicional "que mantenga la calidad organoléptica de los alimentos y se conserven los puestos de trabajo".

Sin olvidarse de exigir "responsabilidades urgentes al presidente de la Junta de Castilla y León y al presidente del Partido Popular", Herrera y Mañueco, "por la nefasta gestión sanitaria que están llevando a cabo las personas que ellos han designado". Y con una última advertencia: "Seguiremos manifestándonos las veces que sean necesarias".

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.