Pacientes de cerca Por S. A. D. Martes, 14 Noviembre 2017 16:07
ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA

Pacientes con diabetes podrán colocarse implantes dentales sin riesgo para su salud

En el Día Mundial, los expertos también aseguran que las mujeres con diabetes gestacional tienen siete veces más posibilidades de desarrollar un tipo 2 tras el embarazo

Vote este artículo
(0 votos)
Los investigadores de la Universidad de Sevilla sobre implantes dentales seguros para los diabéticos. Los investigadores de la Universidad de Sevilla sobre implantes dentales seguros para los diabéticos.

Un estudio de investigación elaborado por doctores de la Universidad de Sevilla revela que, desde ahora, los pacientes con diabetes pueden colocarse implantes dentales sin riesgo para su salud, siendo los implantes dentales de aleación titanio-circonio con superficie bioactivason los que mayores beneficios reportan a estos paciente. En el Día Mundial de la Diabetes, también se pone el foco en las mujeres embarazadas, ya que la diabetes gestacional multiplica los riesgos de desarrollar la enfermedad tipo 2 tras el parto.

La diabetes, una de las enfermedades más estudiadas en todo el mundo, ya que dos de cada diez adultos sufre esta patología, cifra que se incrementa hasta el doble en el caso de personas de 60 años o más, causa diversas limitaciones a lo largo de su vida de los pacientes. De hecho, hasta el momento había ciertas situaciones de riesgo en el tratamiento de implantes dentales, como son; infecciones tanto alrededor del diente (periodontitis) o del implante (peri-implantitis), que en ambos casos no favorecen su cicatrización. Con doble riesgo, en aquellos casos, en los que la persona desconoce si padece la enfermedad o que no la tienen correctamente controlada.

El profesor Guillermo Machuca, uno de los coordinadores del estudio, explica que “la diabetes genera un problema de la cicatrización para aquellos pacientes que sufren esta patología, por ello clásicamente se consideraba que este grupo de pacientes podrían ser de riesgo a la hora de restaurar una pieza dental con un implante clásico”. 

El estudio,se ha desarrollado a través del Máster de Odontología integrada en Adultos y Pacientes Especiales de la Universidad de Sevilla y ha contado con la colaboración de la compañía de implantología dental Straumann. Los resultados demuestran que la tasa de éxito de los implantes de titanio-circonio utilizados en el estudio es del 100%. Además, su supervivencia es igual tanto para pacientes con diabetes, como para pacientes sanos, según explica el profesor José J. Cabrera, otro de los responsables de la investigación. 

La investigación ha contado con la colaboración de 30 pacientes, mitad diabéticos y mitad sanos. Se ha realizado, en un período de tiempo de más de dos años: seis meses de evaluación y colocación de implantes y dos años de seguimiento con radiografías estandarizadas para evaluar la pérdida ósea marginal y medir el control glucémico de los pacientes a lo largo del tiempo. 

“Para que el tratamiento sea 100% efectivo, los pacientes deben tener un seguimiento clínico de manos de su especialista y seguir unas pautas específicas en cuanto a la higiene bucal de su implante. Además de un correcto control de su glucemia”, destaca Machuca. 

Diabetes Madrid informacionLa vicepresidenta de la Asociación Diabetes Madrid, Pilar Martínez explica, “los resultados de este estudio suponen una tranquilidad para los pacientes con diabetes, ya que ven reducidos los peligros a la hora de realizarse un tratamiento tan común y necesario como la colocación de un implante. Para los pacientes con diabetes la salud dental es clave, existe un alto porcentaje de pacientes que descubren su diabetes en las clínicas dentales”. “Desde la Asociación luchamos por que se sigan poniendo en marcha este tipo de estudios que busquen mejorar la calidad de vida del paciente con diabetes, apunta Martínez. 

Según datos oficiales publicados por la IDF (International Diabetes Federation) actualmente hay 415 millones de adultos en el mundo con diabetes y se estima que en 2040 la cifra aumente hasta los 642 millones. Además, la IDF (International Diabetes Federation) alerta de que 1 de cada 2 casos de diabetes en adultos no está diagnosticado, de hecho, son muchos los pacientes que, al acudir a la clínica dental, y tras experimentar un tratamiento periodontal, son diagnosticados con algún tipo de diabetes. 

Mujeres con diabetes gestacional

Bajo el lema Mujeres y Diabetes: Nuestro derecho a un futuro sano”se celebra este año el Día Mundial de la Diabetes. Desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) advierten que la diabetes gestacional (DG) se inicia o se diagnostica por primera vez en el embarazo, aunque no significa que vaya a seguir estando presente después de la gestación.

La doctora Alejandra Durán, del área de Diabetes de la SEEN, señala que aunque el porcentaje varía según los criterios diagnósticos utilizados, aproximadamente uno de cada siete nacimientos se ve afectado por la enfermedad: “Una amenaza grave e ignorada para la salud materna e infantil”. De hecho, las mujeres que han desarrollado DG tienen una probabilidad siete veces más alta de tener diabetes tipo 2 en el futuro que las mujeres con glucosa normal durante el embarazo.

Según los profesionales, su prevalencia se ha visto aumentada de manera notable debido, entre otras cuestiones, al aumento de la obesidady la mayor edad de las mujeres en los embarazos, “convirtiéndose en un problema de Salud Pública de primera índole debido a sus consecuencias para la madre y el feto, durante la gestación y el parto”, resalta la doctora, quien añade que si se sufre diabetes gestacional en un primer embarazo, la probabilidad de que reaparezca en las siguientes gestaciones es mucho mayor. 

Por todo esto, la SEEN advierte que los factores de riesgo más importantes son: el sobrepeso y sobre todo la obesidad antes del embarazo; registrar unos niveles de glucosa alta previos al embarazo; padecer tensión arterial alta (HTA) y ser fumadora; llevar una alimentación poco saludable y/o poca actividad física; y contar con una historia familiar o personal de algún tipo de diabetes y/o síndrome metabólico.

¿Qué medidas se pueden llevar a cabo para prevenir la DG?

Para prevenirla, la Sociedad recalca que es muy importante llevar una alimentación sana y practicar ejercicio moderado para tener un peso equilibrado antes del embarazo, o al menos dieta adecuada desde la 1ª visita gestacional (semana 8 de embarazo).

Además, la SEEN señala que es clave seguir unas pautas alimentarias simples diarias,con patrones de la dieta mediterránea, com oconsumir aceite de oliva, comer suficientes vegetales, frutas, cereales integrales y frutos secos. En este sentido, un grupo de investigación del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, al que pertenece la doctora Duran, acaba de publicar en una revista de impacto internacional la reducción de casi un 30% del desarrollo de DG con dieta mediterránea, enriquecida con aceite de oliva virgen y frutos secos, en concreto pistachos, desde la primera vista del embarazo, hasta el momento del diagnóstico en la semana 24.

“Casi un 80% de las pacientes se controlan con modificaciones nutricionales, aunque también se les enseña cómo monitorizar sus niveles de glucosa mediante determinaciones de glucosa capilar en el dedo”, señala la portavoz.  

Asimismo, es imprescindible que haya comunicación con el médico, informándole en el caso de haber sufrido diabetes gestacional y asegurarse de hacer la prueba para descartar la persistencia de diabetes seis a doce semanas después de dar a luz y, por lo menos, cada tres años.

¿Cuáles son las complicaciones más importantes de la DG?

En el caso de sufrir este tipo de diabetes existen más posibilidades de aparición o desarrollo de otras comorbilidades o efectos no deseados, como mayor frecuencia de hipertensión arterial (HTA), incluso en su forma más grave, que se denomina preeclampsia.

También son más frecuentes las complicaciones durante el parto, con una mayor frecuencia de cesáreas; complicaciones para el bebé, aumentando el número de niños grandes o incluso macrosómicos(con peso superior a 4 kilos), pero también de niños más pequeños por sobre-tratamiento y una mayor estancia en UCI.

Asimismo, existen las complicaciones a largo plazo. “Por eso es tan importante diagnosticar la DG para prevenir en el futuro el desarrollo dediabetes mellitustipo 2 de la madre y del recién nacido, cuyo riesgo es 2-3 mayor que en población general”, recalca la doctora.

En cuanto al tratamiento de la DG Las pacientes que no puedan controlar la patología a través de la dieta, necesitarán tratamiento con insulina: “A veces, es necesario utilizar uno o dos tipos de insulina: insulina que controle la secreción basal y/o insulina que controle también los picos de glucosa después de las comidas”, explica la doctora.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.