Centros de salud Por Lunes, 02 Octubre 2017 08:54
ultimo número de 'salamanca médica'

Atención Primaria se enfrenta a una reorganización de plantillas ante el ‘boom’ de jubilaciones y la falta de MIR

La Gerencia de Salamanca ultima un plan estratégico que apuesta por redistribuir los equipos médicos, tecnificar los centros de cabecera y dar más protagonismo a la Enfermería

Vote este artículo
(0 votos)
Consulta de Pediatría en el centro de salud Miguel Armijo de la capital salmantina. Consulta de Pediatría en el centro de salud Miguel Armijo de la capital salmantina.

La Gerencia de Atención Primaria de Salamanca ultima un plan estratégico que apuesta por redistribuir los equipos médicos, tecnificar los centros de cabecera y dar más protagonismo a la Enfermería. En este año se jubilárán 30 médicos de Familia, 30 en 2018, 40 en 2019 y 50 en 2020, es decir casi la mitad de los 330 facultativos que hay en los equipos. Un completo informe del presente y el futuro en el último número de 'Salamanca Médica', la revista del Colegio de Médicos.

"La situación de la Atención Primaria durante este verano ha sido muy lamentable y, en algunos casos, desesperada. El problema de base es que no hay médicos, y esa es la perversión del sistema. Los políticos siguen presumiendo del mejor sistema sanitario del mundo, y hace tiempo que lo dejó de ser”.

Estas palabras de Julio Sánchez, vocal de Empleo del Colegio de Médicos de Salamanca, dan la clave de un problema de enorme magnitud que puede poner en riesgo la calidad asistencial si no se hila muy no a la hora de buscar soluciones y ponerlas en práctica.

La realidad de los meses veraniegos, “sin sustitutos, disminuyendo los facultativos de Área, con más guardias cada uno y, sobre todo, ‘acumulando’ los pacientes de los compañeros que se van de vacaciones, de forma que ha habido que pasar dos y a veces tres consultas en una mañana”, como añade Julio Sánchez, es sólo la peor cara de una realidad que sufren a diario, y en todas las estaciones del año, los médicos de Familia en Salamanca.

Lo sabe también de primera mano quien lleva años dedicado no sólo a la asistencia en el medio rural, sino también al estudio de la situación, las necesidades y las medidas adecuadas y urgentes para que los centros de salud sigan siendo la puerta de entrada a un sistema de salud herido de muerte por los recortes sin control.

Muchos años de no planificar

José Luis Garavís González, vocal de Atención Primaria Rural del Colegio salmantino, considera que todo “es la consecuencia de muchos años de no planificar, necesitamos ya que haya cabezas pensantes que reorganicen, porque si no la Primaria se va al garete. Ahora bien, si no tienes recursos es difícil organizarlos, hay que aumentar las plantillas, sin dinero no haces nada, si no hay medios, ¿qué vas a gestionar?”.

Centro salud MiguelArmijoEl doctor Garavís ya alertaba hace más de un año del ‘boom’ de jubilaciones que se avecinaba en Salamanca con la elaboración del Informe sobre la situación de la Atención Primaria en Castilla y León, donde se preveía hasta 2020 la pérdida de 138 de los 331 médicos que entonces formaban parte de platilla, y a su jubilación se sumaría las de 19 de los 75 facultativos de Área y 5 de los 39 pediatras. Un documento “que obligaba a Sacyl a analizar la situación y plantear soluciones de cara al futuro inmediato”.

Meses después los peores pronósticos se cumplen, ya que a día de hoy, y según los datos ociales proporcionados por la Gerencia, las jubilaciones previstas serán 30 este año, 30 en 2018, 40 en 2019 y 50 en 2020, es decir casi la mitad de los 330 médicos que hay en los equipos, mientras la tasa de reposición puede ser como mucho de 12 ó 13 residentes, o sólo de 8 como ha ocurrido este año, o de cuatro, como ocurrió el pasado. Más de 100 plazas que no se cubrirán.

Las consultas y el número de vecinos

Así las cosas, “se precisa una reestructuración del sistema y de los centros, porque sino el problema va a ser inabordable, y aquí chocamos con otra de las patas del sistema: los políticos. A ver quién tiene el valor de decirle al alcalde de un pueblo que su consulta se va a cerrar varios días y que, por ejemplo, para un pueblo de 40 habitantes, sólo se va a ir un día a la semana; esto es vital, pero sólo tendrá lugar cuando los señores políticos convenzan a sus convecinos de que las consultas semanales solo pueden relacionarse con el número de habitantes en el pueblo”.

Es la receta del doctor Julio Sánchez, y aunque lo ideal sería encaminar los presupuestos a una reposición total, el pago de las ‘acumulaciones’ o los incentivos para los médicos recién formados, lo cierto es que la ‘receta’ ya está prescrita también por los gestores de Primaria en Salamanca. Al menos en este punto, profesionales y Administración parecen estar de acuerdo.

Se pondrá en marcha un Plan Estratégico en el que se lleva trabajando varios meses que pivota sobre dos pilares fundamentales: los recursos humanos y la asistencia sanitaria. En el primer caso, habrá una redistribución de las plantillas que dé respuesta a situaciones tan dispares como un rango de cupos que va desde 1.929 tarjetas para un médico, el máximo, hasta 127 el mínimo.

Mientras llega y se completa este complejo reordenamiento, urgen otro tipo de medidas que no acaban de cuajar en Salamanca. Porque, si bien unos 8 médicos se han acogido a la prolongación de la vida laboral de manera voluntaria, otros tantos han optado por las prejubilaciones. Y las otras dos opciones aprobadas por la Gerencia Regional de Salud, como la gura del ‘médico emérito’ o los contratos a profesionales extracomunitarios, no se han producido en Salamanca.

Prejubilaciones

“Los médicos están optando por prejubilarse, y eso antes no ocurría. Y las otras soluciones no son tales, porque ampliar la edad laboral sólo vale para alargar la agonía, y permitir a los extracomunitarios que trabajan aquí de forma transitoria va en detrimento de la calidad asistencial”, explica Garavís.

Tampoco se ha logrado, “y eso que nos hemos reunido hasta tres veces en el Consejo Autonómico de Salud, con el consejero y con el gerente regional”, que las ‘acumulaciones’ fueran de carácter voluntario, fuera del horario laboral y remuneradas.

“El verano ha pasado y no se ha hecho nada”, añade Garavís, respecto a los consultorios rurales. De igual forma, Ma Auxiliadora Velasco, vocal de Atención Primaria Urbana del Colegio, asegura: “Hemos sufrido los problemas que se repiten cada año, sobrecarga y acumulaciones, muy agudizadas en periodo vacacional. Esta situación diculta la continuidad y la calidad asistencial y no deja espacio para la formación”.

Dos aspectos –la mejora de la asistencia y el avance en la formación de los médicos– que requieren medidas adicionales a la ya preocupante falta de médicos.

Para ver la publicación de Salamanca Médica pinche aquí.

 

Deja un comentario

No está permitido escribir comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

*Campos obligatorios.